09 de Diciembre de 2018

Yucatán

Microempresas se resisten a la modernización

Muchos empresarios no invierten en la industrialización de las líneas de producción “por miedo al fracaso”.

Señalan que el empleo de tecnología en empresas no genera descapitalización. (Milenio Novedades)
Señalan que el empleo de tecnología en empresas no genera descapitalización. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Microempresas se resisten a la modernizaciónCompartir en Twiiter Microempresas se resisten a la modernización

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Los microempresarios yucatecos se resisten a invertir en la industrialización de sus líneas de producción “por miedo al fracaso”, a pesar de haber robots para cubrir cualquier necesidad, ya que con la tecnología esbelta es posible diseñar máquinas modulares, que permiten el crecimiento de las empresas junto con su propia inversión, declaró el especialista en el tema Raúl Guillermo Dimas.

El director comercial de una empresa yucateca especializada en el diseño de robots aseguró que en la tecnología esbelta no hay descapitalización, porque conforme aumenta la producción incrementan las ventas, “por lo que la máquina puede pagarse por sí misma”.

Respecto al momento ideal para la automatización, consideró que “cuando la demanda del mercado supera a las horas de producción hay que empezar a trabajar en la tecnificación o buscar un dispositivo que permita mejorar los tiempos para cubrir las necesidades del cliente”.

Explicó que se podría pensar en ganar tiempo aumentando la mano de obra, pero no es la solución idónea, ya que se incrementaría el costo de producción y afectaría a la nómina.

Sobre la posibilidad de tener una línea de producción automatizada para el microempresario que hace el envasado del chile habanero o miel de manera artesanal, mencionó que es factible, ya que “hemos ayudado a varias empresas que eventualmente lo hacían a mano, y actualmente, con máquinas diseñadas a su medida, han podido aumentar su producción”. 

Cuando la demanda supera a las horas de producción hay que ver hacia la tecnificación

Comentó que un ejemplo para quienes hacen salsas de chile habanero es que quizá el cuello de botella se identifique en el llenado del envase; no es lo mismo que una persona llene las botellas a que una máquina lo efectúe.

“En la tecnología esbelta se integra la máquina con cierta capacidad de crecimiento, de acuerdo con el ritmo de trabajo real de la empresa, para que no rebase su capacidad de producción, pero le permita hacer proyecciones a corto plazo”, sostuvo.

Otro punto importante, dijo, es que al momento de industrializar se cumpla con la normatividad internacional, garantizando que el producto sea exportado, ya que el satisfacer las normas de higiene genera valor adicional al producto.

Respecto a cómo se determina en qué parte de la línea de producción se debe incluir la maquinaria, señaló que es en el proceso que lleve más tiempo; se puede desplazar al personal a otras áreas, ya que la máquina, al ser más rápida, forzará otras áreas en la cadena de producción. 

Sobre el costo de industrializar una planta, dijo que para el microempresario existen programas de apoyo a través de diversas instituciones. 

En estudio
  • En Yucatán hay centros de investigación y universidades que desarrollan tecnología avanzada para su aplicación en el sector industrial y comercial.

Ven en robots clave para aumentar competitividad

Mientras tando, para que las empresas incrementen su competitividad se requiere una reindustrialización en Yucatán, ya que sólo así se puede dinamizar la línea de producción y crecer conforme lo demanda el mercado, aseguró Luis Melchor Baeza Plata, coordinador del Segundo Foro Peninsular de Automatización Industrial.

Indicó que, aunque en la actualidad muchas microempresas yucatecas tienen éxito, ocho de cada 10 requiere de robots para mejorar sus procesos.

Mencionó que todas las empresas desean ganar más utilidades, pero tienen que afrontar retos y cambiar sus esquemas tradicionales incorporando tecnología para que agilicen sus procesos, cubran en tiempo y forma sus pedidos para que logren mayor crecimiento en su giro comercial.

Agregó que al incrementar su producción estarán listos para dar el gran paso hacia la exportación. 

Señaló que la incorporación de robots en las áreas en donde se generan los “cuellos de botella” hace que la línea de producción se dinamice y siga su curso en las demás áreas, como la comercialización, mano de obra y producción, entre otros.

Las empresas más industrializadas son las manufactureras y aportan más al PIB nacional

Apuntó que con la industrialización se logran metas, “y también fuerza para enfrentar la agresiva competencia que, a causa de la globalización, es fundamental en las empresas”.

Recordó que en la actualidad todo es tecnología, y un ejemplo es el uso de robots en todo tipo de empresas, desde recibir un mensaje de texto a través de la red, mediante un teléfono inteligente o con la aplicación de tecnología biomédica para curar una enfermedad. 

“La industrialización tiene numerosas ventajas, ya que al automatizar las empresas se generan más empleos y se fomenta la competitividad y, sobre todo, en el sector específico en el cual participe”, añadió.

Subrayó que la incorporación de tecnología en una empresa le reditúa una ventaja competitiva, aumenta su capacidad de producción, propicia el incremento de empleos, se reflejan utilidades netas, se optimizan procesos, se previenen errores y se logra un desarrollo rápido de productos, entre otros.

Refirió que los grandes cambios tecnológicos son fundamentales para enfrentar la competencia externa, por lo que expertos indican que la manufactura inteligente es la llave para convertir a Yucatán en líder del sureste y en fuerte competidor global en el mercado. 

Prioridad

El secretario de Fomento Económico, David Alpizar Carrillo, indicó que la reindustrialización puede detonar la actividad de una región motivando a que se refleje en la economía, por lo que para lograrlo se debe tomar en cuenta una vocación económica focalizada en la industria, es decir, darle prioridad como política pública, por encima del resto de los sectores.

Destacó que el Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero debe lograr registros que muestren incrementos con valores no alcanzados hasta ahora y que sean de forma sostenida, por lo que se consideran dos vertientes. 

El primero es fortalecer los sectores económicos en la región incrementando el valor agregado de las cadenas productivas, y el segundo es la atracción de industrias de alto impacto.

Advierten rezago en desarrollo industrial

En Yucatán, ocho de cada 10 empresas son factibles de aumentar su nivel de competitividad si incorporaran máquinas en sus líneas de producción, estimó el presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Mario Can Marín, al inaugurar ayer la Segunda Expo Peninsular de Automatización Industrial. 

El empresario reiteró el apoyo de esa organización hacia el sector industrial para que se implemente la tecnología de automatización en los procesos productivos y las empresas incrementen su rendimiento, con lo cual se prevé lograr mayor competitividad a nivel estatal, nacional e internacional.

Respecto a la industrialización en el Estado, señaló que no debe verse como rezago, sino como área de oportunidad, en donde se puede lograr un desempeño más eficiente, que permita el crecimiento de la empresa y, en consecuencia, del nivel de vida de sus trabajadores.

“Seguramente hay empresas que tendrán tecnología atrasada; la intención de organizar este tipo de foros es mostrar a los industriales los adelantos que les ayudarán a ser más productivos, de ahí la suma de esfuerzos como iniciativa privada con el Gobierno del Estado para hacer posible la reindustrialización”, señaló.

En la expo peninsular se registraron 250 representantes de empresas

Agregó que se trata de que las empresas descubran sus necesidades y las áreas de oportunidad para aplicar la tecnología a la industria, mediante la adquisición de maquinaria a través de créditos blandos por parte de instituciones como la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe). 

Mencionó que tomando el ejemplo de las microempresas que preparan y comercializan las salsas de chile habanero, en donde el envasado es un proceso tardado, es el área de oportunidad en donde podrían integrar alguna máquina para hacer más eficiente sus tiempos y, en consecuencia, generar más producción que deriven en nuevas ventas al conseguir más clientes.

“Hemos tocado ese tema y sabemos que el tener un proceso de producción continua permitirá mayor productividad, mayor volumen de producto, lo cual detonará las ventas y hará posible cubrir la demanda del mercado”, agregó.

Señaló que a la Segunda Expo Peninsular de Automatización Industrial se registraron 250 representantes de empresas que participarán tanto en las conferencias como en los cursos y talleres, aunque también se abrió al público en general.

“La intención es que los ingenieros de producción de los sectores industriales escuchen los beneficios que pueden obtener a través de la automatización o reindustrialización de las empresas”, mencionó. 

Financiamientos
  • Mario Can Marín señaló que se buscan financiamientos accesibles, sin tantas garantías para que el empresario pueda realizar inversiones sin que representen un alto costo para sus negocios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios