15 de Noviembre de 2018

Yucatán

Las experiencias paranormales del 'Comandante Platino'

Se cumplen 9 meses de la muerte de este servidor público y gran colaborador en la redacción de historias fantasmales.

El 'Comandante Platino' fue pieza clave para la publicación de muchas historias de la sección de Enigmas. (SIPSE)
El 'Comandante Platino' fue pieza clave para la publicación de muchas historias de la sección de Enigmas. (SIPSE)
Compartir en Facebook Las experiencias paranormales del 'Comandante Platino'Compartir en Twiiter Las experiencias paranormales del 'Comandante Platino'

Jorge Moreno/SIPSE.
MÉRIDA, Yucatán.- Hace unos días se cumplieron nueve meses de la muerte del comandante Mario Torres Mejía, mejor conocido como “Comandante Platino”, quien sus últimos 15 años de vida los dedicó al servicio público en la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán, donde fue altamente apreciado, no sólo por su profesionalismo sino también por su forma de ser.

Pero más allá de su calidad en su trabajo como servidor público, el “Comandante Platino” también tenía otra peculiaridad: su pasión por los OVNIS y los temas de misterio.

El "Comandante Platino" contó a este reportero innumerables casos sobrenaturales, tanto vivencias personales como de sus compañeros, y ha sido una de las personas clave que han marcado el trabajo de un servidor en la investigación paranormal.

Cuando inicié de tiempo completo en esta labor (agosto de 2003) me era muy difícil obtener información de un policía o en el mejor de los casos me lo daban de forma anónima, ya que en ese entonces aún había un tabú en el tema paranormal y OVNI.

Sin embargo, cuando conocí al “Comandante Platino” en septiembre de 2004, de inmediato creyó en mi trabajo y sin ninguna traba me dio la información que requería para sacar un reportaje sobre la aparición de un ser fantasmal en el Periférico de Mérida, el cual también sería publicado posteriormente en la revista “Misterios”, que en ese entonces estaba en sus inicios.

Un alux en la carretera

El "Comandante Platino" también me platicó, por ejemplo, la vez que le tocó ver un alux en la carretera Mérida-Hunucmá.

- Nos detuvimos a media carretera porque estábamos buscando a una persona y de pronto vemos un ser pequeñito de cuerpo humano como de 80 centímetros, pero con el rostro muy anciano, totalmente arrugado, como si tuviera más de 90 ó 100 años de edad; lo alumbré y me vio, de inmediato se internó en el monte con una agilidad increíble -  dijo.

En esa primera ocasión que lo conocí acudí acompañado de mis compañeros Sergio Valdez y Oliver Manrique, que en ese entonces formaban parte del programa de radio “La Hora Macabra”, y siempre de forma amable contó otras historias, como cuando vieron un alma en pena cerca del parque de Sanjuanistas (Mérida) que se metió a un baño y desapareció, y la presencia de OVNIS en la carretera a Umán, entre otros.

En otras entrevistas realizadas tiempo después, el policía me dijo que había sido testigo junto con otros de sus compañeros de las apariciones de un ser fantasmal en la carretera a Motul; también le había tocado ver cómo una persona había sido embrujada y había fallecido sin que los doctores supieran qué tenía, así como el caso de un señor de edad que murió por el rumbo de la colonia Bojórquez y que se estuvo manifestando en la casa donde vivió, la cual quedó abandonada.

- Los vecinos llamaban a la central pensando que un ladrón se estaba metiendo a esa casa y en uno de tantos reportes entramos y vemos al señor sentado en su cuarto. ¡Y de pronto desaparece ante nuestras propias narices!. Uno de los vecinos me mostró una foto en vida del vecino y casi me voy de espaldas al ver que era la misma persona que vimos en la alcoba -relató.

En otra ocasión me vio el “Comandante Platino” en el Periférico Oriente mientras trataba de entrevistar a un policía sobre un reporte paranormal, pero el oficial se mostraba reacio a darme unos datos, hasta que llegó Torres Mejía y con su peculiar lenguaje lo “obligó” a que me diera la información que requería.

Ya en los últimos años, cuando dejó de hacer patrullajes, sólo nos saludábamos vía telefónica o por recados que nos mandábamos entre sus colegas cuando los veía en los retenes.

Descanse en paz este importante personaje de la SSP y también. ¿por qué no decirlo', una pieza clave en varios casos paranormales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios