25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Les ofrecen autos, casas y motos, pero los dejan a pie

Estafan a 500 personas con la entrega de apoyos; algunas dieron hasta 25 mil pesos a cambio de recibir un vehículo.

Cientos de personas se quedaron “vestidas y alborotadas” anoche, esperando la entrega de autos y casas por las que dieron dinero. (Martín González/SIPSE)
Cientos de personas se quedaron “vestidas y alborotadas” anoche, esperando la entrega de autos y casas por las que dieron dinero. (Martín González/SIPSE)
Compartir en Facebook Les ofrecen autos, casas y motos, pero los dejan a pieCompartir en Twiiter Les ofrecen autos, casas y motos, pero los dejan a pie

Israel Cárdenas/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un grupo de aproximadamente 500 personas aguardaba esta madrugada a las puertas del Parque Kukulcán en espera de la entrega de apoyos consistentes en autos compactos, casas de concreto, motocicletas, taxis y camionetas, por los que pagaron cantidades que van de los mil 500 hasta los 25 mil pesos en efectivo.

Diversas personas, que pidieron no revelar sus nombres, informaron que una vecina de nombre “Rosita”, tras recibir los montos económicos, los citó en el estacionamiento del estadio de beisbol anoche, a las 21:00 horas, ya que les dijo que al concluir el partido entre Vaqueros de la Laguna y Leones de Yucatán les entregarían “los apoyos”, incluso, con la presencia de funcionarios públicos.

Las personas precisaron que los pagos se hicieron en efectivo, pero que no recibieron ningún documento a cambio, y en este contexto precisaron que para adquirir un vehículo Chevy pagaron 12 mil pesos; para un Tiida, 18 mil pesos; para una camioneta, 25 mil pesos; para un taxi en un vehículo Tsuru, 20 mil pesos. 

Asimismo, indicaron que aportaron en efectivo 17 mil pesos por una moto y mil 500 pesos por un pie de casa. 

Estas personas, que en su mayoría dijeron tener estudios profesionales o ser amas de casa y empleados, agregaron que el dinero aportado sería de enganche para adquirir alguno de los artículos mencionados, y que éstos serían entregados la noche de ayer.

Sin embargo, en las inmediaciones del Kukulcán no había autos nuevos estacionados o personal que pudiera responsabilizarse de haber efectuado las citas o de encabezar alguna entrega.

Luces que se apagan

Al terminar el partido, la gente se arremolinó en las puertas traseras del estadio con la esperanza de que se abrirían y que “alguien” los atendiera, sin embrago, cuando se percataron que las luces se apagaron, se escuchó un gran murmullo, y ante la angustia, algunas mujeres estuvieron a punto de las lágrimas.

Una persona informó que aproximadamente a las 7 de la noche, la señora “Rosita” acudió al estadio, platicó con personas que hacían fila y, posteriormente, se retiró argumentando que iría a su casa a cambiarse de ropa para usar un terno regional para la ceremonia de la entrega de los artículos.

Los timados dijeron que la invitación –que consistía en el nombre completo, apoyo solicitado, fecha y lugar de entrega–, sugería ir acompañado, por lo que incluso había en la fila niños y personas de la tercera edad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios