14 de Diciembre de 2017

Yucatán

La Ley de Ayuda Alimentaria 'nació muerta'

Aunque los gastos por proporcionar comida a los trabajadores es deducible de impuestos, los empresarios señalan que la norma es un fracaso.

De acuerdo a varios empresarios la Ley de Ayuda Alimentaria ocasiona más gastos a los negocios. (SIPSE)
De acuerdo a varios empresarios la Ley de Ayuda Alimentaria ocasiona más gastos a los negocios. (SIPSE)
Compartir en Facebook La Ley de Ayuda Alimentaria 'nació muerta'Compartir en Twiiter La Ley de Ayuda Alimentaria 'nació muerta'

CandelarioRobles/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Ley de Ayuda Alimentaria, presentada en días pasados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, está destinada al fracaso, ya que representa más gastos para las empresas, consideraron dirigentes de comerciantes de la entidad.

Pese a que con la nueva reglamentación los gastos derivados de la ayuda alimentaria son deducibles de impuestos al cien por ciento, los líderes empresariales coincidieron en que es una ley que nació muerta.

Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el propósito de la nueva ley es “mejorar el estado nutricional de los trabajadores” y prevenir enfermedades vinculadas con una alimentación deficiente, así como “proteger la salud en el ámbito ocupacional”.

Para el dirigente de la Canacintra, Mario Can Marín, la nueva reglamentación nacional es una ley muerta porque representa gastos adicionales al patrón.

“El exceso de cargas tributarias, sumado al retraso del SAT en la devolución de IVA a favor, son factores que impactaron negativamente en muchas empresas, al grado de que mientras algunas tuvieron que cerrar, otras propiamente están subsistiendo; entonces, otra carga no será posible sobrellevar”, dijo.

Por su parte, el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, indicó que esta ley podría tomarse como un incentivo aplicado a nuevas contrataciones, en las que -como se hacía anteriormente- se establezca un salario base que podría ser compensado con estas prestaciones, puesto que serían deducibles de impuestos.

“Tenemos que esperar a ver cómo se perfila el cumplimiento de esta ley, ya que en teoría resulta viable y favorece tanto al empleador como al trabajador, pero en materia fiscal la realidad suele ser diferente”, apuntó.

Con base en el reglamento de esta ley, publicado en el Diario Oficial de la Federación, la ayuda se puede brindar de dos formas: proporcionar alimentos a los trabajadores en comedores, restaurantes o establecimientos financiados por las empresas o bien otorgar este beneficio a través de la entrega de despensas, ya sea como canastillas de alimentos o por medio de vales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios