26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Llevó a una pasajera fantasma en su calesa

Cerca de Fieles Difuntos, en Izamal, aparece el espíritu de una joven que se suicidó, buscando ser llevada a la colonia Rosario.

Representación artística de lo que le ocurrió a don Medardo mientras llevaba a su misteriosa pasajera. (Jorge Moreno/SIPSE)
Representación artística de lo que le ocurrió a don Medardo mientras llevaba a su misteriosa pasajera. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Llevó a una pasajera fantasma en su calesaCompartir en Twiiter Llevó a una pasajera fantasma en su calesa

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Izamal es un municipio lleno de historias y casos paranormales; en febrero pasado hablé, en términos generales, de varias investigaciones, pero hoy escribiré sobre el relato de don Medardo, quien vivió una impactante experiencia en carne propia.

De hecho, es un caso clásico de la llamada Ciudad de las Tres Culturas, ya que, desde hace varios años, se había escuchado rumores de que una mujer fantasma pedía parada a las calesas (también conocidas como victorias) cada 31 de octubre y que se trataba del alma en pena de una joven que se había suicidado años atrás.

Pues bien, don Medardo era calesero y afirma que, incluso platicó con esa misteriosa dama del más allá.

Comentó que aquella noche de octubre se quedó hasta tarde cerca de la terminal de autobuses, ubicada a espaldas del Palacio Municipal, con la esperanza de hacer un último viaje; de pronto, vio a una joven salir de la terminal, quien le pidió el servicio y que la llevara a la colonia Rosario.

Este señor la ayudó a subir a la calesa –afirma que tenía una caja y unas flores como equipaje-, y en poco menos de 15 minutos llegaron a su domicilio, pero como no tenía cambio del billete de 200 con el que ella le estaba pagando (el servicio tenía un costo de veinte pesos) entonces, la mujer le dijo que al día siguiente, muy temprano, regresara por ella para otro servicio y le trajera su cambio.

Al día siguiente llegó a buscarla, pero salió un señor, quien dijo que ahí no vivía ninguna muchacha. El calesero le dio la descripción física de la mujer y descubrieron que era la misma persona que, tres años atrás, se había suicidado colgándose de un árbol del lugar, luego de no soportar la trágica muerte de su hermano en un accidente.

Desapareció el dinero

Don Medardo cuenta que, en ese momento, sacó de su bolsa el billete de 200 pesos como prueba de que sí le dio el servicio, pero descubrió que sólo era una hoja lo que tenía en sus manos…

Debido a esta infortunada experiencia, a Don Medardo le dio calentura por varios días.

Al platicarle la experiencia vivida a sus compañeros, algunos recordaron la triste muerte por mano propia de la joven, incluso, afirmaron que no era la primera vez que esta “pasajera fantasma" solicitaba servicio, pues, de hecho ella en vida trabajó en Mérida y en ocasiones llegaba tarde a Izamal.

Vecinos del rumbo confirmaron que, principalmente, para el aniversario de su muerte y para la época de los Fieles Difuntos es cuando, con más frecuencia, se dan sus apariciones.

“Creo que está arrepentida de lo que hizo y por esa razón no puede descansar en paz”, dijo uno de ellos.

Así como le ha pasado a don Medardo, también le ocurrió a otros caleseros e incluso a policías que la han visto deambular por la calle, por lo que ahora que se aproxima el mes de octubre podría aparecer de nuevo.

10 experiencias espeluznantes en 10 días

Por otra parte, ahora que se aproxima la fecha de los Fieles Difuntos, a fines de octubre y principios de noviembre, publicaré en esta sección, del jueves 24 de octubre al sábado dos de noviembre, las 10 experiencias más espeluznantes que he vivido a lo largo de mis diez años de carrera como investigador paranormal. Son casos nunca antes publicados y que estoy seguro que a más de uno le quitará el sueño, estén pendientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios