15 de Diciembre de 2017

Yucatán

Los mayas llegan a nueva era entre la pobreza

Los descendientes de la milenaria cultura en Yucatán viven con carencias drásticas de ingreso, salud, educación, bienestar y empleo.

Se observa un desplazamiento de la agricultura hacia el sector terciario de la economía. (Agencia Reforma)
Se observa un desplazamiento de la agricultura hacia el sector terciario de la economía. (Agencia Reforma)
Compartir en Facebook Los mayas llegan a nueva era entre la pobrezaCompartir en Twiiter Los mayas llegan a nueva era entre la pobreza

Pedro Diego Tzuc Cimé/Agencia Reforma
MÉRIDA, Yucatán.- Los actuales descendientes de la civilización maya llegan al final de un ciclo y entran en una nueva era en condiciones de pobreza y marginación que atentan contra su identidad cultural.

Un diagnóstico de la Unidad Peninsular del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) reveló este año carencias drásticas de ingreso, salud, educación, bienestar y empleo en las comunidades mayas, que registran los menores índices de desarrollo entre la población yucateca.

"La pobreza trae como consecuencia el drama de la pérdida de la cultura. Tratan despojarse, de huir, de la condición étnica que padece un estigma", describe Pedro Bracamonte y Sosa, director regional del CIESAS y coautor del estudio, junto con Jesús Lizama Quijano.

Conforme el diagnóstico, realizado en ocho localidades entre marzo y junio de 2012, se conoció que 5 de cada 10 mayas tienen un ingreso de entre medio y dos salarios mínimos, que 2 de cada 10 no tienen ingreso y que sólo 1 de cada 10 percibe entre dos y tres salarios mínimos.

En total, el CIESAS aplicó 613 cuestionarios a jefes de familia que supieran hablar la lengua maya debidamente y que a la vez tuvieran cuando menos un apellido maya, en Kanasín, Acanceh, Valladolid, Motul, Chemax, Espita, Ticul y Akil.

Ahí se conoció que sólo 0.80 por ciento tiene ingresos por arriba de los seis salarios mínimos.

En escolaridad, sólo 5.59 por ciento tiene la preparatoria terminada y sólo 2.94 por ciento tiene licenciatura terminada.

También se observa un desplazamiento de la agricultura hacia el sector terciario de la economía, que son los servicios en general (más del 36 por ciento de la población) y, en alguna medida, al sector secundario, que viene siendo básicamente la industria de la construcción y la manufactura.

Ello se refleja también en las modalidades de migración, pues los desplazamientos más importantes son los que realizan diariamente hacia 40 o 60 kilómetros alrededor de Mérida para trabajar como albañiles, en el sector servicios, el comercios o como barrenderos.

 

Contexto diferente

"Quizá han mejorado muy lentamente en términos de economía, de ingresos monetarios, pero cada vez son menos los que se quedan en sus comunidades y se dedican a la milpa.. Están viviendo en un contexto muy diferente al de hace 100, 500 años", explicó Bracamonte en entrevista.

Conforme el estudio realizado en localidades urbanas o suburbanas con más de 10 mil habitantes, las nuevas condiciones de los mayas han sido influenciadas por "la última modernidad" que arrancó en la Península de Yucatán hacia los años 70, con la construcción de Cancún como ciudad, el crecimiento urbano de Mérida y el desarrollo de actividades que demandan mano de obra de bajo costo, muy barata.

Un apartado sobre identidad y pertenencia mostró que el 85.48 por ciento de los entrevistados declaró sentirse mexicano y 14.52 por ciento no; 95.76 por ciento se siente yucateco y 4.24 por ciento no; el 70.64 se definió maya y el 29.36 por ciento no.

Por otro lado, en las edades de 5 años y más, el 87.93 por ciento entiende la lengua maya, el 62.99 la habla, el 6.14 la lee y el 4.37 la escribe.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios