10 de Diciembre de 2018

Opinión

Los remedios de don Cleto

En plática con don Cleto, nos va narrando en lengua maya sus experiencias...

Compartir en Facebook Los remedios de don CletoCompartir en Twiiter Los remedios de don Cleto

En plática con don Cleto, nos va narrando en lengua maya sus experiencias. En compañía de don Claudio Cocom, don Cleto nos pregunta: ¿Conocen el dzi’ntaman? Don Claudio responde que el dzi’ntaman es la mata de algodón. Don Cleto refiere que hace años don Juan Chan “viene  a mi casa muy desesperado y me dice: ‘Cleto se está muriendo mi primer nieto, tiene asma’, entonces le digo: Ve a la casa de Calín, él tiene una mata de dzi’ntaman en su patio, toma nueve hojas y las haces pak’chukbi”.

El pak’chukbi consiste en calentar, sin tostar, las hojas sobre carbón o ponerlas sobre una piedra y que el calor del sol las suavice. Las hojas calientitas se mastrujan para extraer el jugo que se le da a tomar al enfermo. Don Cleto dice que nunca más le dio asma al niño.

Don Cleto cuenta que un día llegó un amigo a su casa y le dijo (rascándose el pubis): “Cleto, ya no aguanto más, tengo bichos aquí”; don Cleto le indica: “Compra una cajetilla de cigarros. Remojas el tabaco en alcohol, lo mastrujas y lo untas en tus partes nobles”. Con una sola aplicación se le quitaron las ladillas a aquel amigo.

Hace años en los pueblos algunas personas que sabían algo de medicina o química elaboraban preparados para curar. Les llamaban dispensaristas.  Don Cleto relata que, en otra ocasión, como a la dos de la mañana, llega el dispensarista a su casa, y dice: “Le he dado a mi esposa todo lo que debe curarla y no queda bien, tiene diarrea y vómito”. Don Cleto nos pregunta: “Conocen el xpuki’i’n, es una planta de flores blancas”. Y continúa: “Fui a buscar la planta, se la traje y le expliqué que tiene que mastrujarla bien en agua, colarla y darla a tomar a la señora, de un solo trago, ya que es muy amarga.

Al día siguiente, sigue, pensé ir a la casa del dispensarista para preguntar si su esposa sanó o se murió con el remedio que le di, pero no fui. Al mediodía, uno de mis compañeros me informó que el dispensarista me estaba buscando. Me dijo que su esposa había sanado y que me invitaba a comer en agradecimiento. A la señora, después de tomar el remedio, se le detuvo la diarrea y dejó de vomitar.

Don Cleto es un personaje popular en la región de Abalá, por su conocimiento sobre el arte de curar con plantas. Su buena disposición a ayudar a los enfermos le dio el respeto de los pobladores. También, canta en maya, como la canción del onsikiljuj (pipián de iguana).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios