26 de Septiembre de 2018

Opinión

Los retos del poeta Roberto Sarlat irán al monumento de la canción yucateca

Los restos del poeta Roberto Sarlat Corrales, autor del bambuco Novia envidiada...

Compartir en Facebook Los retos del poeta Roberto Sarlat irán al monumento de la canción yucatecaCompartir en Twiiter Los retos del poeta Roberto Sarlat irán al monumento de la canción yucateca

Los restos del poeta Roberto Sarlat Corrales, autor del bambuco Novia envidiada, musicalizado por Ricardo Palmerín, serán trasladados al Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca, en el Cementerio General, el próximo miércoles 26 de septiembre, a las 9 horas, en ceremonia organizada por la Sociedad Artística Ricardo Palmerín con el apoyo de la Secretaría de la Cultura y las Artes y la Escuela Superior de Artes de Yucatán.

La urna será introducida al recinto por la hija y nietos del homenajeado, Nilda Mercedes Sarlat Palma y Alejandro y Fabiola Torre Sarlat. En la ceremonia harán uso de la palabra los escritores Luis Pérez Sabido y Enrique Martín Briceño, presidentes vitalicio y adjunto, respectivamente, de la Sociedad Palmerín. El acto será amenizado por el Dueto de Ricardo Jiménez y Rodolfo Santos que recordarán cuatro temas de Ricardo Palmerín, el referido bambuco y la evocación maya Sac Nicté, con letras del poeta homenajeado, así como Mi tierra y Las golondrinas, con letras de Luis Rosado Vega. La ceremonia será conducida por el investigador Mario Bolio García, director de promoción de la misma sociedad artística. La entrada es libre.

El poeta Roberto Sarlat Corrales nació en Mérida el 26 de septiembre de 1897 y falleció aquí mismo el 17 del mismo mes de 1963. Fue discípulo y amigo de Ricardo Palmerín, quien le musicalizó el bambuco Novia envidiada (1927), dedicado a la novia de su amigo y compañero de trova Rafael Rivero Rivas, señorita Virginia Puerto, a quien se la llevaron de serenata esa misma noche. Con Palmerín compuso también los boleros Ojos claros, que dedicó a su esposa Dolores Palma Losa, Ojos negros, y la evocación maya Sac Nicté. En octubre de 1930, la soprano puertorriqueña Olga Albani grabó en el sello Victor de Nueva York, acompañada por la guitarra de Juárez H. García, su canción Primavera, musicalizada por Rafael Rivero. En 1934, apoyó la edición de la antología Canciones de Palmerín. En 1944 Chucho Herrera le musicalizó el capricho Bibelot, publicado en el Álbum de Canciones Yucatecas El Recuerdo (1950). En 1949, fue vicepresidente fundador de la Sociedad Artística Ricardo Palmerín. Su retrato al óleo se exhibe en el Museo de la Canción Yucateca, donde esa misma noche  se le rendirá un homenaje.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios