18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Luchar por lo que se quiere sin perder la fe

El pintor José Luis Loría Méndez habló de su exposición “El esclavo satisfecho”, que se presentará en Viena, Austria.

Esperanza Nieto, José Luis Loría Méndez y Jorge Barrera durante la transmisión de “Salvemos una vida”.  (José Acosta/ Milenio Novedades)
Esperanza Nieto, José Luis Loría Méndez y Jorge Barrera durante la transmisión de “Salvemos una vida”. (José Acosta/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Luchar por lo que se quiere sin perder la feCompartir en Twiiter Luchar por lo que se quiere sin perder la fe

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Hay que luchar por lo que uno quiere, sin perder nunca la fe por las condiciones que se presenten, dado este mundo materialista en el que nos desenvolvemos, señalo el pintor yucateco José Luis Loría Méndez, quien estuvo en el programa radiofónico Salvemos una Vida, que se trasmite todos los viernes a partir de las 11 horas, por AMOR 100.1 de Grupo Sipse, para informar de su participación, junto con artistas de Europa, en la exposición “El esclavo satisfecho”, que se presentará en Viena, Austria, el 12 de octubre próximo.

Los conductores Jorge Barrera y Esperanza Nieto destacaron el trabajo del pintor yucateco y su anhelo de vivir a través del arte.

Antes de plasmar en el lienzo sus ideas, el maestro estudia el tema, investiga, como en este caso, en el que encontró cosas sorprendentes, como el hecho de que el suicidio es un tema arraigado desde nuestros ancestros, los mayas, por no querer ser esclavos de los españoles.

“Fue impactante descubrir una tesis doctoral que se publicó en la UNAM en la que su autora habla del ahorcamiento entre los mayas, tras un texto referido de Fernández de Oviedo. Desde antes o al llegar los españoles, descubren esta cuestión”, recordó.

“Al parecer, según refieren algunos antropólogos, el fenómeno del suicidio en el pueblo maya se daba también porque preferían dejar la vida que resistir esa tensión en el trabajo excesivo. Su propia naturaleza les decía dejar la vida para no ser esclavos”, comentó.

En el caso del mundo actual, en el que estamos viviendo el suicidio, es un problema que se da en todos lados y que plasma en su exposición, cuyo título “El esclavo satisfecho”, es un proyecto que busca llamar la atención de que los seres humanos nos hemos alejado de los buenos valores sociales, alejados de la conducta. Nos hemos trasformado, estamos más enfocados en qué sacamos de los unos a los otros, nos preocupamos más por lo material.

“El hombre viviendo en ese ambiente, concentrado nada más que en lo que su sueldo le provee como beneficio y satisfacción. Además, condicionado por una publicidad visual y acústica de la que ningún ser humano se puede ya alejar, pues la vemos en todo. Este es el origen de la temática de la exposición”, señaló.

En su caso mencionó que él participa en este problema porque “los esclavos satisfechos” son ahora todos en este mundo occidental.

José Luis Loría manifestó que se basó en dos temas de inspiración para presentar en Viena, uno era el sensible y el otro contemporáneo. Al hablar del primero, presenta la pintura que tituló “El abrazo de la muerte”.

Al abundar menciona que es el proyecto “Los esclavos satisfechos”, que surge del artista austriaco Eric Anders, que lanza la convocatoria a nivel mundial y del cual responden con su participación artistas rusos, franceses, israelitas, austríacos, alemanes, serbios, vieneses, entre otros.

En ese sentido, mencionó que para él la esclavitud en nuestros tiempos nos ha condicionado de tal manera surgiendo precisamente la palabra satisfecho.

“La gente busca su felicidad a través del consumo, pues vivimos en un ambiente dentro del cual somos bombardeados en un mercantilismo. Siempre buscando querer tal cosa, porque estamos viviendo en un mundo de materialismo. Dejamos de alguna manera de percibir que la finalidad de la vida es alcanzar y buscar la felicidad”, indicó.

El maestro mencionó que la felicidad es disfrutar lo que la vida nos da, de la naturaleza, de cosas sencillas, de un saludo, de la sonrisa de una persona que nos encontremos al caminar.

“Esto se ha perdido pavorosamente. Recuerdo una publicidad en el aeropuerto de Miami, Florida, de una empresa cuyos trabajadores tenían un botón en la ropa que decía sonríe”, abundó.

Jorge Barrera apuntó en ese sentido que, con el afán de tener y tener, nos olvidamos de ser, y al haber un vacío, de no conseguir esas perspectivas, nos lleva a la desilusión y al suicidio.

Esperanza apuntó que hay personas que sienten que al no tener se sufre y no se disfruta de otras cosas que tenemos, siempre queremos más y más, nos sentimos insatisfechos.

“Esto desemboca en algo pavoroso para mí. Esta situación ha alejado al hombre de Dios. Este es el tema en el cual gira este gigantesco proyecto”, añadió Loría Méndez.

El artista, pintor e investigador yucateco es el único hispano que estará presente en Viena y para lo cual trajo una invitación en la que Barrera al leerla destacó una frase, “No es el tirano el mayor enemigo de la libertad, sino los esclavos satisfechos”.

Este es un proyecto de Eric Anders, en Viena, el 12 de octubre. Entre otros estará la embajadora de México, Alicia Buenrostro. El poster oficial tiene el nombre de todos los que van a participar. “Para mí es una emoción nueva”, dijo el pintor.

Los comentaristas destacaron que algo que distingue a José Luis Loría es ser una persona luchadora, cuya fortaleza surge de la gran fe que tiene.

“A través del tiempo he descubierto que luchar por lo que uno quiere tiene que ver con un acto de conciencia, que esté sostenido en un acto de fe. En mi caso hacia la vida misma, hacia Dios, hacia algunas personas. No por el hecho de que algunos dañen se va a perder la fe en la humanidad. No porque esté pasando por algún problema familiar intenso, de que mis recursos se hayan acabado debamos desistir”, enfatizó el invitado.

De hecho, indicó que la segunda obra de su exposición, titulada el “Nido”, está dentro de la temática contemporánea del proyecto de Anders, abarca precisamente el tipo de vida que estamos llevando que ha afectado al planeta porque nuestras conductas de consumismo han creado contaminación.

“Desde hace 30 años hago estudios de recolección de nidos de varias especies en Yucatán. Tomo la disposición de pintar un nido de ‘yuya’ que cuelga de los árboles. En las últimas recolecciones he visto que el ave ha tenido que tomar en la manufactura popotes, desechos de plástico”, recordó.

El nido, agregó, tiene un simbolismo impresionante desde el antiguo testamento, Cristo mismo habla de ello y en su caso se refiere al planeta mismo, el cual debemos cuidar.

También mencionó que las obras con las que participa en este evento tiene como cédulas textos escritos ex profeso, uno de Paul Antuan Matos, que explica el “Abrazo de la muerte” y la otra del Mtro. Jorge Álvarez Rendón, quien menciona que por siglos los mayas la llamaron yuya, cuyo nido es inconfundible, simula una bolsa que cuelga de los árboles.

“Recuerda la bolsas donde los dioses guardaban sus portentos. Forman parejas que mueren juntas y para hacerlos utilizan lo que encuentran en su entorno. El lápiz de José Luis Loría nos ha inmovilizado un nido de yuyas tejido en un presente en el cual la aventura de vivir se está trasformando en forma progresiva en un lapso riesgoso y arduo”.

Ayuda

Los teléfonos de Salvemos una Vida son: 945-37-77 y 75.

El Club Rotario de Mérida invita al curso Aprendiendo a vivir con diabetes, que inicia hoy. Se realiza durante nueve sábados consecutivos de 8:30 a 11 horas. Más informes al 927-23-23.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios