28 de Mayo de 2018

Yucatán

No soportó vivir sin ella... y la mató

Una infidelidad del hombre fue el origen de la tragedia en el fraccionamiento Quintas de Mulsay.

La casa de Quintas de Mulsay donde ocurrió la tragedia. (Jorge Sosa/SIPSE)
La casa de Quintas de Mulsay donde ocurrió la tragedia. (Jorge Sosa/SIPSE)
Compartir en Facebook No soportó vivir sin ella... y la matóCompartir en Twiiter No soportó vivir sin ella... y la mató

Luis Fuente/Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En un arranque de furia porque su mujer Paola Noemí León López lo sacó de la casa conyugal hace 15 días, Glem Roberto Ruiz Rivera regresó la mañana de ayer a la vivienda ubicada en el fraccionamiento Quintas Mulsay, y apenas ella abrió la puerta le disparó en varias ocasiones y luego creyendo que había muerto, el individuo se dio un balazo en la cabeza.

Ambos, como informamos, fueron llevados a sendos hospitales, donde ella falleció y él está reportado como muy grave.

Este fue el tercer caso, en los últimos cuatro meses, de una tragedia entre parejas sentimentales. El 8 de agosto, poco antes del mediodía, Wilma del Socorro Pool Mejía, de 30 años de edad, caminaba por la calle 11 entre 12 y 14 del puerto de San Felipe cuando fue interceptada por su ex pareja sentimental, José Gilberto Uc Moo, de 56 años, quien comenzó a reclamarle por qué ya estaba viviendo con otro hombre. Al calor del altercado el individuo disparó en contra de su ex mujer y luego se suicidó de un tiro en la boca. La mujer falleció días después en el Hospital de Alta Especialidad en Mérida.

Pleito conyugal en Umán

El 29 de noviembre pasado, una discusión conyugal entre María Paulina Calam Chi y Juan Bautista Tolosa Dzul terminó en tragedia en Umán cuando el sujeto apuñaló en varias ocasiones a la mujer, y al pensar que la había matado, se dio un tajo en el cuello, pero fueron descubiertos por la Policía y terminaron ingresados en un hospital, donde hasta la fecha permanecen.

Sobre este nuevo caso, la Fiscalía General del Estado informó que ayer, alrededor de las ocho de la mañana, Glem Roberto Ruiz Rivera disparó en contra de su pareja sentimental Paola Noemí León López, quien murió cuando era atendida en un hospital.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el problema surgió hace 15 días, cuando Paola Noemí descubrió una fotografía de su pareja sentimental con otra mujer, y al reclamarle el individuo respondió que lo hacía porque lo trataba mejor.

Lo sacan de la casa

Entonces la mujer lo sacó del hogar conyugal, ubicado en el número 818 de la calle 51-A entre 36 y 30 del fraccionamiento Quintas Mulsay.

Sin embargo, la mañana de ayer Glem Roberto regresó a la casa y cuando su mujer abrió la puerta le disparó en varias ocasiones con una pistola tipo escuadra calibre 9mm. Paola Noemí cayó de espaldas al interior de la vivienda; recibió dos impactos en el tórax y dos en el estómago, todos en el lado izquierdo. Tres proyectiles atravesaron a la víctima y uno chocó con el hueso de la pelvis y se quedó alojado en un muslo.

Acto seguido, el sujeto se dio un tiro en la sien derecha, que le provocó expulsión de masa encefálica.

Vecinos que se dieron cuenta de los hechos solicitaron los servicios de emergencia, por lo que minutos después llegaron ambulancias de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyos aparamédicos aplicaron los primeros auxilios a los dos heridos y luego trasladaron a la mujer al hospital O’Horán y al sujeto al hospital regional número uno del IMSS (T-1). Paola Noemía falleció cuando era atendida en el nosocomio.

La Fiscalía General del Estado realiza la integración de esta tragedia familiar que dejó huérfano a un niño, producto de 10 años de concubinato de esta pareja.

Casos similares

El crimen en Quintas de Mulsay no es el primer caso similar en Yucatán:

  • El pasado agosto, cegado por los celos, José Gilberto Uc Moo, de 56 años, disparó contra su exmujer en plena calle del puerto de San Felipe, en el oriente del Estado, y creyendo que la había matado, se suicidó de un tiro en la boca con un revólver calibre .25 ó .32, la mujer murió después.
  • El 19 de febrero de 2013, en un arranque de celos, Julio César Castro Alejos de 38 años, funcionario del Servicio de Administración Tributaria (SAT), asesinó a su esposa Gemma Guadalupe Pech Castillo, de 28 años, y luego se quitó la vida con la misma arma, en su domicilio en el fraccionamiento Brisas, en el noreste de la capital yucateca. Esta tragedia dejó en la orfandad a dos menores de edad.
  • El domingo 12 de noviembre de 2012, en la villa de Halachó, Silverio Ku Tut, de 26 años, asesina a su cónyuge, Yuriku Noeli Ruiz Ku, de 22, y luego se ahorcó con una hamaca.
  • El 16 de mayo de 2012, el exlíder de Radiotaxis José Camilo Campos Puerto mató a su exesposa Marisela Ucán Pech y luego se suicidó en un predio de la Serapio Rendón.
  • El 4 de julio de 2011, Gregorio Hidalgo Magaña Cervantes, de 40 años, mata a balazos su esposa Janie Rosaura Salazar Pérez, de 35 años, y a sus hijos Gregory Hidalgo Magaña Salazar y Carlos Francisco Ucaña Salazar, de 3 y 9 años de edad, respectivamente, en un predio del fraccionamiento San José Tzal, y posteriormente se suicida. Días después murió Guadalupe del Rosario Magaña Salazar, de 2 años de edad.
  • El 23 de febrero de 2009, en una casa apartada de la comisaría de Chichí Suárez, Cecilio López Villanueva, de 63 años, mató de un balazo en la nuca a su esposa María Luisa Vargas y Campos, de 73, y posteriormente se pegó un tiro en la sien derecha. Al parecer el homicidio y posterior suicidio pudo tratarse por deudas o por alguna enfermedad terminal de los dos.
  • En marzo de 2007, el excamionero Luis Miguel Chan Pech siguió a su expareja, Yamile Estrella Ruiz, a la que dio alcance frente a la Prepa 2 de la Uady, en la colonia Bojórquez, y con una pistola "hechiza" le dispara en la cabeza y la mata, y cuando era perseguido, se suicida de un tiro en la sien.
  • En el año 2000, un sujeto persigue a su expareja hasta casa de los padres de ésta, en el Fraccionamiento del Parque, y la mata a cuchilladas y luego él se quita la vida de igual forma.
  • El 31 de diciembre de 1991, en un predio de la colonia Serapio Rendón, el agente de la entonces SPV Audomaro Espadas Sánchez, quien estaba franco, asesina a balazos a su esposa Rosa Quintal González, porque sospechaba que lo engañaba, y también mata a sus 2 pequeños hijos, Manuel Jesús y Claudia del Carmen, de 9 y 7 años, respectivamente, y luego se pega un tiro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios