17 de Noviembre de 2018

Opinión

Me lleva el demonio

El Poder de la Pluma.

Compartir en Facebook Me lleva el demonioCompartir en Twiiter Me lleva el demonio

Yo no quería, me resistí hasta el final, pero la columna Viernes Cultural me obligó, tortura china de por medio, a verla.

El Transcriptor bebe un espresso doble, y continúa: Al principio, cerré fuertemente los ojos, no quería mirar, sudé, mis nervios estallaron, sabía que sería el fin de mis años de cordura.

Conocía, por mis lecturas, la existencia del demonio, por ejemplo, según el obispo y teólogo alemán, y cazador de Brujas, Peter Binsfeld, identificó cada pecado con un demonio que tentaba a la gente a cometerlo:

Lucifer era la soberbia, Mammon la avaricia, Asmodeo la lujuria, Leviatán la envidia, Belcebú la gula, Satán/Amon la ira y Belfegor la pereza.

Pero cuando mi querida de los viernes me sentó en mi sillón favorito y colocó dos palillos en mis párpados, conocí su verdadero nombre, y no me quedó más remedio que admirarla.
Se llama La Diabla, aunque le dicen Kimberly Reyes, y es una preciosa modelo y actriz colombiana, que personifica a ese personaje en una telenovela afamada en Estados Unidos: Sin senos sí hay paraíso.

Así pues, concluye el erotómano de la vida de la columna Viernes Cultural, bebiendo por supuesto su espresso doble, ya conocí a dos demonios:

A Blue Demon y a la bellísima Kimberly, La Diabla.

Con ella, estoy dispuesto, listo, preparado, enloquecido, para que me lleve el demonio, con su sonrisa angelical, a donde quiera, al paraíso, por ejemplo.

-------
De nada… Saludos…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios