16 de Agosto de 2018

Yucatán

Médicos del IMSS salvan el riñón de una niña yucateca

La pequeña Valeria pudo haber perdido el riñon a causa de una insuficiencia renal irreversible.

El doctor Moisés Hernández con Valeria y su mamá. (Milenio Novedades)
El doctor Moisés Hernández con Valeria y su mamá. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Médicos del IMSS salvan el riñón de una niña yucatecaCompartir en Twiiter Médicos del IMSS salvan el riñón de una niña yucateca

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán salvaron el riñón de una pequeña, que pudo haber perdido a causa de una insuficiencia renal irreversible, informó la dependencia.

La niña Valeria ingresó al Hospital General Regional N°1 “Ignacio García Téllez” del IMSS, con una complicación urológica derivada de litiasis en vías urinarias, es decir, una piedra en el riñón izquierdo.

De acuerdo con el doctor Moisés Hernández Hernández, urólogo de ese nosocomio, la paciente pediátrica presentaba mal estado general: “tenía tapados los riñones, lo cual condicionó un problema que se llama uropatía obstructiva, esto hace que se complique a la vez con infecciones y la paciente caiga en una insuficiencia renal”, explicó.

Los especialistas actuaron de manera oportuna para salvar el órgano afectado

La madre de Valeria, Rosa Cauich Moo, refiere que se percataron del problema al ver que la niña presentó signos de alerta. “Empezó a orinar mucha arenilla y sangre; le hicieron unos estudios y salió que tenía piedras en el riñón izquierdo, acudí al médico familiar y me mandaron al Hospital General Regional N°1, ahí decidieron operarla porque el riesgo mayor era perder su riñón”.

En estos casos, los especialistas de Urología del IMSS en Yucatán, actúan de manera oportuna para salvar el órgano. “El tiempo juega un papel vital para salvar a nuestros niños, para evitar que caigan en una insuficiencia renal irreversible y sean condenados a diálisis o hemodiálisis”, explicó Hernández.

Ante este panorama, Valeria fue sometida a un novedoso procedimiento de mínima invasión llamado Litotricia, el cual utiliza ondas de choque para romper cálculos en el riñón, vejiga o el uréter.

En marzo, el primer operativo de descacharrización en 2018

El doctor Hernández explicó el proceso: “a través de la vía urinaria y con aparatos microscópicos llegamos hasta el riñón para pulverizar las piedras y así se destaparon los riñones, la orina comenzó a fluir y Valeria se recuperó a los pocos días”.

A más de un año de haber sido sometida a Litotricia, la niña se encuentra en perfecto estado de salud, señala el IMSS.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios