16 de Diciembre de 2018

Yucatán

De cada 10 estudiantes de medicina, 6 padecen de estrés

El estrés, irritabilidad, ansiedad, tristeza de los estudiantes pueden llevar al abuso de sustancias narcóticas.

Largas y agotadoras jornadas desvelan estrés en los residentes médicos. Imagen de contexto de un grupo de estudiantes de medicina. (Milenio Novedades)
Largas y agotadoras jornadas desvelan estrés en los residentes médicos. Imagen de contexto de un grupo de estudiantes de medicina. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook De cada 10 estudiantes de medicina, 6 padecen de estrésCompartir en Twiiter De cada 10 estudiantes de medicina, 6 padecen de estrés

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- De acuerdo con especialistas, seis de cada 10 médicos internos y residentes (estudiantes de especialidad) padece alguna alteración psicológica derivada del estrés, sin embargo, no solicitan ayuda.

“La fatiga de trabajar 36 horas continuas y descansar solo 12, en el caso de los residentes, sumando todas sus actividades; o laborar 24 horas y descansar 48, en el caso de los internos, además que durante sus guardias tengan un lapso de tiempo para dormir normalmente en colchones sucios, en el suelo o en camillas, son algunos de los factores que propician estas alteraciones”, explicó el especialista Jacinto Herrera León, jefe de Medicina Interna del IMSS T-1.

Agregó que estas condiciones aunadas a la carga en los estudios y los problemas personales ocasionan alteraciones emocionales en los jóvenes médicos de residencia e internos.

“Esto puede nublar en un momento determinado el juicio del médico en formación durante una decisión, lo que puede ser trascendente para la vida del paciente pues se ha demostrado que el cansancio aumenta la posibilidad de errores técnicos, asistenciales y en la interpretación de resultados médicos”, agregó.

El especialista consideró que algunas especialidades como Medicina Interna, Anestesiología, Pediatría, Ginecología-Obstetricia y Cirugía General tienen los mayores casos con estas alteraciones por la fuerte demanda de trabajo.

Por su parte, Adrián Novelo del Valle, psiquiatra del mismo hospital comentó que los jóvenes internos y residentes también pueden ser víctimas del llamado Síndrome de Burnout, que consiste en un progresivo agotamiento físico y mental así como la falta de motivación absoluta por las tareas realizadas principalmente en quienes trabajan cara a cara en la atención de clientes, alumnos o pacientes.

El Burnout se traduce como “consumirse o agotarse”.  Se caracteriza por agotamiento emocional, falta de energía, distanciamiento hacia quienes se atiende, sentimiento de incompetencia, deterioro del concepto profesional, actitudes de rechazo hacia el trabajo y por otros diversos síntomas psicológicos como irritabilidad, ansiedad, tristeza y baja autoestima y puede llevar al abuso de sustancias narcóticas y  tranquilizantes, puntualizó el psicoterapeuta.

Añadió que a nivel físico, la persona se ve afectada en su salud por fatiga crónica, cansancio, dolores de cabeza frecuentes, de espalda, cuello y musculares, insomnio, alteraciones respiratorias y gastrointestinales, así como incremento en la presión arterial.

El especialista Novelo del Valle comentó que en la medida de lo posible, a nivel individual es de gran importancia realizar actividades externas al trabajo, tomarse los días que corresponden al descanso, evitar la sobrecarga laboral y fortalecer los vínculos personales y familiares para evitar las complicaciones derivadas del trabajo cotidiano de los médicos internos y residentes.

Advertencias

  • Especialista en psiquiatría advierte que el estrés, la irritabilidad, ansiedad, tristeza, pueden llevar al abuso de sustancias como analgésicos, narcóticos, tranquilizantes, sedantes, anfetaminas y estimulantes.

Tiempo máximo de trabajo

La Ley General de Salud debe establecer el tiempo máximo de las guardias y los ciclos de descanso de los prestadores de servicio social, practicantes y residentes médicos, propuso en septiembre de 2016, el diputado Bernardo Quesada Salas.

El legislador de Nueva Alianza dijo que ante la falta de regulación en el sistema de guardias para los alumnos que realizan internado médico, prácticas y/o servicio social, que a veces llegan a alcanzar periodos extenuantes de hasta 36 horas continuas, es necesario establecer una nueva lógica del trabajo.

Quesada Salas presentó una iniciativa que busca hacer un uso racional de las guardias, que en el caso de los pasantes indicó, no debería exceder de tres veces por semana, con intervalos de por lo menos dos días.

“Los turnos en ninguna situación podrían exceder de 12 horas continuas, ni los pasantes cubrir dos turnos seguidos; y en el caso de los profesionales con especialización, las jornadas no excederían 16 horas continuas”, agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios