16 de Noviembre de 2018

Yucatán

Menú de riesgo, dieta yucateca y comida rápida

El consumo de platillos ricos en grasas ocasiona que la obesidad en Yucatán sea un problema de adultos y niños.

La cochinita es el desayuno acostumbrado de los domingos. (Milenio Novedades)
La cochinita es el desayuno acostumbrado de los domingos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Menú de riesgo, dieta yucateca y comida rápidaCompartir en Twiiter Menú de riesgo, dieta yucateca y comida rápida

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El nutriólogo responsable del área de Pediatría Infantil del IMSS Yucatán, Julio César Sandoval Ortiz, aseguró que el impacto de la obesidad en los yucatecos tiene muchas vertientes, una de éstas es le genética; sin embargo, el problema se centra principalmente en los hábitos de alimentación y esto mucho tiene que ver con la gastronomía de la entidad y la comida rápida.

Agregó que esta mezcla de este tipo de alimentos trae como consecuencia que de generación en generación se transmitan malos hábitos alimenticios, que ocasionan que la obesidad no sea cosa de adultos sino un problema en la población infantil, ya que Yucatán tiene la tasa más alta a nivel nacional.

“Los platillos que forman parte de la cultura yucateca son ricos en grasa, carbohidratos y esto se ha transmitido como parte de una costumbre si se toma en cuenta que los lunes es tradición en muchos hogares comer frijol con puerco”, refirió.

De acuerdo con las tradiciones de Yucatán, el domingo se come  cochinita pibil en el desayuno y puchero de tres carnes en la comida; el lunes frijol con puerco, los martes chilmole, el miércoles potaje de lentejas, x’pelón o garbanzos. El jueves tzik de venado o papadzules, el viernes pan de cazón o x’mahkum de mero o poc- chuc  y el sábado chocolomo.

Sin embargo, el especialista dijo que a este menú, que algunas personas siguen religiosamente, se le puede agregar un desayuno rico en calorías y la cena con productos como la pizza, hamburguesas, tacos y entonces no se cumplen las cantidades necesarias de los grupos de alimentos (verduras y frutas; cereales; leguminosas y alimentos de origen animal) del plato del buen comer.

“Los platillos regionales no deberían desaparecer porque cumplen con su parte de la nutrición. Las personas deben saber que es importante establecer una medida de dosificación o compensación con otros alimentos menos calóricos para poder mantener un peso adecuado a su estatura y que conlleve un buen estado de salud”, apuntó.

“Por ejemplo, tomando en cuenta el arraigo del lunes de frijol con puerco  en el almuerzo, donde las verduras que deberían ser un complemento no van con esta comida por sabor, por lo tanto en el desayuno o en la cena se podrían establecer comidas ligeras”, indicó.

“A lo largo del día no deben faltar los vegetales y aunque el frijol con puerco no lleva más allá del cilantro y el rábano éste no cumple con la porción de verdura, por tanto ésta se puede complementar en el desayuno a través de un sándwich de pan integral, una ensalada y en la cena cereal con leche, manzana, plátano”, mencionó.

Sandoval Ortiz dijo que es importante romper este círculo vicioso y promover un cambio de mentalidad y buenos hábitos alimenticios entre las familias yucatecas.

Colesterol afecta más a mujeres

Las Unidades de Medicina Familiar (UMF) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán atiende hasta 732 consultas al mes para el control de la hiperlipidemia, es decir, el exceso de grasas en la sangre conocido como colesterol y triglicéridos.

Cabe señalar que las mujeres de 50 a 59 años es el grupo que presenta con mayor frecuencia este padecimiento.

Ante este panorama, especialistas del IMSS manifiestan que es muy importante bajar de peso para disminuir el nivel de colesterol en la sangre, por lo que el ejercicio y una dieta balanceada es fundamental.

También es necesario disminuir el consumo de azúcares refinados y carbohidratos y aumentando las frutas y verduras, también evitar el consumo de alcohol y el cigarro.

Explicaron que  los triglicéridos, junto con el colesterol, son grasas o lípidos necesarios para el metabolismo y están presentes en la sangre, ya que durante la digestión, el organismo digiere las grasas de los alimentos y libera triglicéridos a la sangre.

“De tal forma que son transportados a todo el cuerpo como fuente de energía o para ser almacenados como grasa y se combinan con una proteína de la sangre formando lipoproteínas de alta y baja densidad, que contienen colesterol y lo transportan en todo el organismo”, explicó.

Sin embargo, cuando el nivel de triglicéridos se eleva a más de 500 miligramos, la sangre se vuelve espesa y fluye con más lentitud dentro del cuerpo.

“Los vasos sanguíneos más delgados se distienden al pasar la sangre y si además de los triglicéridos elevados la persona padece hipertensión arterial aumenta el riesgo de sufrir arteriosclerosis”, precisó.

Los triglicéridos elevados favorecen inflamaciones en el páncreas, y problemas de circulación en el cerebro y el corazón; las causas son la herencia, sobrepeso, falta de ejercicio y mala alimentación.

Cautela al consumir mucbilpollos

En el marco de la celebración del Hanal Pixán en el que se consumen alimentos regionales altos en grasa animal, como los “pibes”, especialistas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de Trabajadores del Estado (Issste) recomendó disfrutarlos con cautela, ya que en esta temporada los pacientes con enfermedades crónicas principalmente acuden a las áreas de urgencia por un descontrol.

“Es una realidad que los yucatecos estamos esperando disfrutar en nuestra mesa la comida de las almas, denominada Hanal Pixán, pero por su alto contenido calórico éstas deben ser dosificadas a personas que tengan algún padecimiento crónico-degenerativo para evitar descontroles innecesarios en su tratamiento”, apuntó la encargada de Nutrición de la Clínica de Medicina Familiar (CMF) Mérida del Issste, Evangelina Chan Molina.

La especialista señaló que todos pueden disfrutar de la comida que enmarca las tradiciones en el Estado, pero las personas con obesidad, diabetes e hipertensión deben dosificarlas a una porción al día de pibipollo o mucbilpollo.

Así como de chilmole, los salbutes, los tamalitos de chaya, atole nuevo, el pozole, entre otros, alimentos propios de la comida yucateca en las celebraciones destinadas a los fieles difuntos.

Chan Molina dijo que en estos días se puede incrementar el consumo del “xek”, que es una ensalada de naranja, mandarina, jícama y otras frutas, así como chile molido o alguna cosa más, que resulta sabrosa y saludable.

“Se debe consumir una porción adecuada; hay gente que acostumbra a desayunar, comer y cenar pib, no es lo recomendable; se puede disfrutar las tradiciones buscando un equilibrio que evite que suban los triglicéridos, cuidando el consumo de grasas y disminuyendo las cantidades de sal”, comentó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios