11 de Diciembre de 2017

Yucatán

El grupo AV, rescatistas 'caídos del cielo'

El grupo AV, especialista en ayuda vial a los ciudadanos; ofrecen ayuda mecánica en todo Mérida y en la costa durante las vacaciones.

Los agentes se apoyan con equipo básico para auxiliar a los conductores cuyo automóvil presenta algún desperfecto menor. Su servicio es gratuito. (Milenio Novedades)
Los agentes se apoyan con equipo básico para auxiliar a los conductores cuyo automóvil presenta algún desperfecto menor. Su servicio es gratuito. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El grupo AV, rescatistas 'caídos del cielo'Compartir en Twiiter El grupo AV, rescatistas 'caídos del cielo'

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- No portan armas para combatir a la delincuencia, pero integran un grupo élite de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) especializado en salvaguardar a los ciudadanos mediante el rescate mecánico denominado auxilio vial, tanto en la capital yucateca como en el periférico, así como en temporadas vacacionales en la costa y otros puntos de interés turístico.

Este grupo, conformado por 18 especialistas, es mejor conocido como “aves”, por sus siglas AV.; fue creado en la segunda administración estatal de Víctor Cervera Pacheco, a iniciativa de la entonces Secretaría de Protección y Vialidad, por los reportes constantes de vehículos que sufrían averías menores que podían ser solucionados en el lugar del percance.

A 18 años de distancia, este grupo cuenta con seis camionetas equipadas con herramientas, gatos hidráulicos, compresor de aire y en ocasiones hasta de gasolina –ésta tiene un costo para el usuario-, para atender los servicios de rescate las 24 horas del día.

El comandante José Tun Cardeña, jefe de este departamento, indicó que en el grupo conformado por 18 miembros cuenta con un ingeniero automotriz, tres especialistas en cajas de velocidades –estándar  o automáticas-, uno en motores de motocicletas, otro en sistema eléctrico y los demás mecánicos generales.

Comentó que en un día normal las unidades de auxilio vial realizan entre 70 y 90 servicios, pero cuando caen fuertes lluvias entonces las llamadas de auxilio se incrementan hasta 120.

Señaló que el promedio del servicio de auxilio vial es de uno 20 a 30 minutos, pues las reparaciones son menores. “Lo que se trata es de arrancar el vehículo y que el ciudadano pueda llevarlo a un taller, donde contará todo el tiempo para una revisión mayor”, expresó.

La SSP cuenta con su propio taller mecánico, ubicado en la base 2 de bomberos

Las fallas más comunes son por falta de carga en la batería y por ponchaduras de neumáticos, pero por las lluvias la causa principal es por humedad en el sistema eléctrico o en la marcha del vehículo que se mojan al pasar por charcos elevados.

Aunque, continuó, en los vehículos de modelos 1990 y anteriores, también es frecuente que sufran averías en los platinos, condensadores y bobinas.

La SSP cuenta con su propio taller mecánico, ubicado en la base 2 de bomberos, a un costado del estadio “Carlos Iturralde”, donde los mecánicos asisten a cursos de capacitación y actualización por ingenieros automotrices de las agencias de autos.

De esta manera, los integrantes del grupo AV también reciben este tipo de instrucción para estar actualizados en los motores y sistemas de los últimos modelos y poder ayudar a los ciudadanos.

Los servicios de auxilio vial de la Secretaría de Seguridad Pública, hasta el 31 de julio pasado, llevaba más de 10 mil 581 apoyos brindados a automovilistas, cuyos vehículos presentaban averías.

De acuerdo con un informe de la SSP, el servicio de auxilio que mayor demanda tiene es el de pasar carga a la batería del automóvil, con tres mil 586 casos; le sigue el cambio de neumático, con mil 547 apoyos; compra de gasolina al usuario, 347; verificación del sistema eléctrico, mil 311; cambio de platino y condensador, 375 casos, lo cual se aplicó a vehículos carburados, como los Volkswagen Sedán, anteriores a 1990, así como a los Datsun y/o Tsuru Nissan anteriores a 1992. Por otras causas se han prestado tres mil 415 servicios.

Sin carga
  • El auxilio vial es solicitado tanto por hombres como mujeres y los motivos principales son por falta de carga de la batería y por ponchaduras de los neumáticos.
  • En un día normal se auxilian hasta 90 automovilistas, pero cuando hay lluvias intensas el número se eleva hasta 120 o más.

En Yucatán

Las seis camionetas de auxilio vial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) están distribuidas en los cuatro sectores de Mérida; mientras que otra labora de manera itinerante y una más está asignada al Periférico de la capital yucateca.

En las temporadas vacacionales de Semana Santa, verano y diciembre, se hace una redistribución, ya que tres se quedan para cubrir los servicios en Mérida, y las tres restantes son ubicadas a lo largo de la costa local..

Cuando hay eventos como el equinoccio de primavera, la Secretaría de Seguridad Pública envía dos “aves” a la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Los ciudadanos pueden solicitar el servicio de auxilio vial a los números de emergencia 066 y 9303200 desde un teléfono convencional y 113 desde un celular.

Las unidades trabajan las 24 horas de los 365 días del año.

Desglosando los servicios por mes, la SSP informó que en enero se proporcionaron mil 565; febrero, mil 292; marzo, mil 278; abril, mil 300; mayo, mil 736; junio, mil 910, y julio, mil 500.

'El mejor pago, una sonrisa por la ayuda'

Por otro lado, Martín Patiño Padilla, quien tiene 18 años laborando en la unidad de Auxilio Vial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), asegura que “el mejor reconocimiento es cuando el ciudadano te agradece por la ayuda prestada y te regala una sonrisa”, expresó.

Comentó que cuando salió la convocatoria para la creación de esta unidad, acudió a la entonces Secretaría de Protección y Vialidad, donde le convenció el proyecto y desde entonces labora en “las aves”.

“La convocatoria señalaba que se necesitaban mecánicos automotrices para la conformación de una unidad de rescate gratuito en beneficio de la sociedad, por lo que recibimos una capacitación y luego salimos a la calle”, añadió.

“Me ha tocado de todo, desde pasar carga a una batería, cambiar un neumático, llevar al ciudadano a comprar gasolina o alguna pieza para arrancar el vehículo; el objetivo es que las personas sepan que se hace el mejor esfuerzo”, añadió.

Como se trata de reparaciones menores, éstas no deben durar más de 30 minutos, por lo que a veces es más lo que espera el ciudadano –por la carga de trabajo- que volver a poner en movimiento su unidad.

Indicó que en ocasiones la falla es mayor, como la ruptura de las bandas de tiempo, bombas de gasolina y clutch, por lo que explican al ciudadano que eso debe ser reparado en el taller, lo que en algunas veces molesta a los usuarios, pero la mayoría demuestra su agradecimiento con una palmada en el hombro o una sonrisa.

Recomendó a los conductores llevar herramientas básicas: pinzas, cables pasacorriente, gato hidráulico, llave de cruz, y en los modelos “viejitos”, platinos, condensador y hasta una bobina de emergencia.

Añadió que en ocasiones se les queda herramientas al prestar un servicio, pero los ciudadanos hablan a la SSP para devolverlas.

Servicio “exprés”
  • Siempre hay solicitudes de auxilio, de modo que cada unidad hace recorridos en el sector asignado, ya que se pretende que ante una eventualidad se llegue lo más pronto posible a ayudar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios