19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Mérida: Piden pena mayor para presuntos asaltantes

Tres días después de la muerte de la víctima de un violento asalto, el Ministerio Público solicitó reclasificar el delito de los victimarios.

Betuel Girón Pérez enfrenta cargo de homicidio. (Francisco Puerto/SIPSE)
Betuel Girón Pérez enfrenta cargo de homicidio. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Mérida: Piden pena mayor para presuntos asaltantesCompartir en Twiiter Mérida: Piden pena mayor para presuntos asaltantes

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.-  Tres días después del fallecimiento de Manuel Augusto Ruiz Torres (a) “Chelo”, de 64 años de edad, el Ministerio Público solicitó la reclasificación del delito de tentativa de homicidio a homicidio calificado en contra de Betuel Elio Enaí Girón Pérez (a) “Lex”, de 21 años de edad, luego de que lo golpeara y ahorcara con un cable cuando entró a robar al restaurante regional “Templo Maya”.

También enfrentará el cargo de robo calificado, cuyo proceso se ventila en el Juzgado Octavo Penal, hasta donde todavía anteayer llegó la notificación de la muerte del sexagenario.

De esta forma, el drogadicto podría enfrentar una sentencia máxima de 40 años, debido a la saña con la que atacó a su víctima, a la cual golpeó, amarró a una silla y luego estranguló con un cable hasta dejarlo casi muerto.

El deceso de “Chelo” ocurrió exactamente 12 días después del ataque, consecuente a las graves lesiones que sufrió, porque entró en coma y la madrugada del 30 de diciembre expiró en la clínica T-1 del Seguro Social.

MILENIO NOVEDADES dio a conocer en su oportunidad que el pasado 18 de diciembre, “Lex”, bajo los efectos del alcohol y la marihuana, llegó hasta al predio 731 de la calle 60 entre 91 y 93 del rumbo de Los Cocos, donde sustrajo de una casa un triciclo y con el cual se dirigió al centro.

No estaba contento con este “botín” y aprovechando que llevaba consigo un cuchillo, al ver a Manuel Augusto a las puertas del citado restaurante, situado en la calle 60 entre 73 y 75, y notar que ya es una persona de avanzada edad, lo empujó y metió al lugar.

Lo sentó en una silla y amarró de pies y manos, tapándole la boca para que no pudiera gritar, y de paso le enredó un cable alrededor del cuello.

Enseguida lo golpeó el cabeza y rostro con un envase de cerveza para que le dijera dónde tenía objetos de valor, pero el sexagenario logró gritar y pedir auxilio.

El bandido apretó el cable y cuando creía que había acabado con su víctima, tomó un televisor de plasma de 42 pulgadas, 634 pesos, vales de despensa, 3 dólares, 2 billetes antiguos, un control remoto, un encendedor, una pipa, un celular, tres relojes, varios pulsos, etc.

Cuando se disponía a dejar el lugar, en el triciclo que ya estaba cargando, llegó Oscar Manuel Ruiz Pool, hijo del anciano, que lo sometió con ayuda de los conserjes de una escuela cercana y entregó a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

“Chelo” fue llevado gravemente herido a la T-1, en donde cayó en coma, estado del que ya nunca se recuperó, hasta fallecer por la mañana del domingo pasado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios