18 de Octubre de 2018

Yucatán

Impulsan el rescate de las bibliotecas públicas desde kinder

Se rehabilitó la biblioteca del jardín de niños Irma Ojeda de Monforte a fin de crear lectores y escritores desde el nivel preescolar.

Imagen de la reinauguración de la biblioteca del jardín de niños ubicada en Villa Magna Sur, que cuenta con 240 alumnos. (Milenio Novedades)
Imagen de la reinauguración de la biblioteca del jardín de niños ubicada en Villa Magna Sur, que cuenta con 240 alumnos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Impulsan el rescate de las bibliotecas públicas desde kinderCompartir en Twiiter Impulsan el rescate de las bibliotecas públicas desde kinder

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Programa Escuela Segura impulsa en Yucatán la creación de más y mejores espacios en los planteles docentes, de esta manera pone cimientos para fortalecer la educación de los futuros adultos estimulando la lectura y escritura para obtener éxito en la profesión que elijan.

Bajo ese concepto, se rehabilitó la biblioteca del jardín de niños Irma Ojeda de Monforte a fin de crear lectores y escritores desde el nivel preescolar.

La directora de este plantel educativo, Dra. Leonor Gameba Medina Lozano, destacó que el Programa Nacional de Lectura y Escritura se ha dado a la tarea de sistematizar un conjunto de estrategias para impulsar la formación de ‘lectores y escritores’ dentro y fuera del aula.

Esto se ofrece-continúo diciendo- como un calendario orientador de actividades de fomento a la lectura y escritura con el propósito  de que sean los propios colectivos escolares considerando sus condiciones particulares, los que decidan impulsar el uso de la biblioteca a partir de identificar las actividades a las cuales pueden comprometerse para desarrollar los lineamientos del Programa Nacional.

Lectura y escritura, el mejor legado para las nuevas generaciones

Leonor Medina explicó que la estrategia nacional ‘todos somos lectores y escritores’ se caracteriza por señalar las responsabilidades de cada una de las figuras educativas para garantizar la instalación y uso de la biblioteca escolar y  la integración del colectivo docente.

-En nuestra noble misión como educadoras, la mejor y más útil enseñanza que podemos dejar a nuestros alumnos es la relativa a la lectura y escritura, que dicho en dos palabras y por personas ajenas a nuestra profesión puede considerarse como una tarea fácil.-

Sin embargo –aclaró-este conocimiento, en toda su plenitud, se logra a través de dos procesos:

1-La inducción y desarrollo, no formal, del gusto y hábito por la lectura y escritura que debe iniciarse desde el vientre materno y que nunca termina.

2.- La enseñanza-aprendizaje, gramatical y formal, de la lectura y escritura, que inicia en el jardín de niños y se concreta en los primeros grados de la escuela primaria.

‘En ambos casos, los docentes participamos de manera determinante, pero dado que el primer proceso es el menos favorecido, es necesario poner énfasis en nuestras acciones, para que los alumnos a nuestro cargo, en cada ciclo escolar, se inicien o avancen en el gusto por la lectura, de la literatura infantil y juvenil puesta a su disposición en las Bibliotecas Escolares y de Aula’ aseveró.

Internet limita a los alumnos

Entre otras cosas, Medina Lozano destacó que a diferencia del Internet, la lectura tradicional despierta el interés, la curiosidad, imaginación y el incremento del vocabulario.

-No estoy en contra del internet pero creo ha sido para todos más fácil y de esta manera no se esfuerzan por investigar y  se conforman con  lo que ven en google, lo cual los limita-dijo.

‘Por tal motivo en el jardín de niños una necesidad plasmada en el Plan de Mejora y dentro de las planeaciones es llevar a rehabilitar la biblioteca con todos los requerimientos y clasificación de los libros, crear un espacio donde los niños puedan disfrutar y conocer muchos autores, el préstamo de libros, las reglas al entrar a la biblioteca,’ resaltó

Así como nosotros asistíamos a la biblioteca-agregó-los niños ya cuentan con su credencial para poder disfrutar no solo en la escuela sino en compañía de su familia en el hogar.

Es importante resaltar que dentro de las planeaciones de las maestras está plasmada la calendarización y los libros que leerán y las estrategias que se emplearan de acuerdo a la necesidad y característica del grupo.

El jardín de niños  Irma Ojeda de Monfortese ubica en Villa Magna Sur y cuenta con 240 alumnos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios