19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Emotiva misa de despedida del Padre Álvaro García Aguilar

'Uno no puede despedirse de lo que tiene en su corazón', dijo; durante 30 años estuvo al frente de la parroquia de María Inmaculada.

El P. Álvaro García presidió la ceremonia eucarística de su despedida en Sanjuanistas. (Milenio Novedades)
El P. Álvaro García presidió la ceremonia eucarística de su despedida en Sanjuanistas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Emotiva misa de despedida del Padre Álvaro García AguilarCompartir en Twiiter Emotiva misa de despedida del Padre Álvaro García Aguilar

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con una misa de acción de gracias y un convivio, la comunidad de la parroquia de María Inmaculada, más conocida como Sanjuanistas, despidió anoche a monseñor Álvaro García Aguilar, luego de más de 30 años de servicio en esta Iglesia mariana, para ser sucedido por el padre Cristian Uicab Tzab.

“Uno no puede despedirse de lo que tiene en su corazón y ustedes están en mi corazón. Me voy de aquí pero me quedo en un rinconcito de mi corazón. Quiero agradecer lo mucho que han hecho por mí y los apoyos a los proyectos que he promovido”, expresó. 

Fue recibido con una iglesia abarrotada y un aplauso de varios minutos. Con gratitud dirigió un emotivo mensaje a los feligreses, entre ellos familias completas cuyas generaciones han recibido sacramentos de bautizo, confirmación, comunión y hasta del matrimonio de manos del padre Álvaro.

El sacerdote reveló que vivirá en un departamento ubicado a unas cuadras de su amada iglesia para seguir en contacto con su comunidad, y anticipó que, con una agenda más tranquila, convivirá con sus seres queridos y ofrecerá guía espiritual a quien lo solicite.

García Aguilar, de 82 años de edad, cumplidos en junio pasado, celebró 59 años de ordenación y durante su servicio enfocó sus esfuerzos a jóvenes y sectores vulnerables, promoviendo donaciones de despensas a familias que viven en desventaja social.

“Es difícil resumir casi 40 años de servicio. Me imaginaba aportar una iglesia digna y se cumplió. Esta parroquia tiene tanta historia: es la primera y la última en la que serví como párroco en Yucatán”, abundó, explicando los detalles de la arquitectura y características del templo dedicado a María Inmaculada.

Destacó que de esa iglesia han surgido vocaciones en la vida consagrada: 21 sacerdotes, actualmente, cuatro en el seminario,  y 35 monjas.

“Aquí pasé los días más felices de mi sacramento sacerdotal.  Estoy plenamente realizado como sacerdote y estaré para servirles ahí, en mi departamento... Me duele no verles con frecuencia, servirles en la confesión”, exclamó.

Perdón
  • “Pido perdón por si alguien se alejó de Dios por mi culpa. No quise hacer daño a nadie y les pido que oren por mí”, monseñor Álvaro García Aguilar.
  • Al término de la misa, los presentes participaron en un convivio en el atrio de la parroquia donde los asistentes se tomaron la foto del recuerdo y platicaron sobre anécdotas acumuladas en estos más de 30 años de servicio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios