20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Mérida, suma de orígenes

Según Álvarez Rendón 'no es maya ni española'. Es suma del ayer y del presente y donde arriban mexicas, tlahuicas, coreanos, chinos, libaneses, italianos y alemanes.

Álvarez Rendón presentó un esquema de igualdades sociales para que los habitantes de Mérida puedan convivir sin temores ni rencores. (Cortesía)
Álvarez Rendón presentó un esquema de igualdades sociales para que los habitantes de Mérida puedan convivir sin temores ni rencores. (Cortesía)
Compartir en Facebook Mérida, suma de orígenesCompartir en Twiiter Mérida, suma de orígenes

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Con un esquema de igualdades sociales, en el que los habitantes de los cuatro puntos cardinales de la ciudad puedan convivir sin temores ni rencores, el orador huésped y cronista de la Ciudad, Jorge Álvarez Rendón, felicitó a Mérida por su CDLXXI aniversario.

“Seamos meridanos de amplia residencia, exploradores en nuestra propia casa. Que los ocupantes de Altabrisa asuman los desvelos de San Camilo, que los vecinos de Brisas atisben por los abiertos postigos de la Emiliano Zapata Sur. Que Itzimná se siente a platicar con la colonia Canto y los muchachos de la Francisco I. Madero no teman pararse un momento en jardines de Buenavista”, fue su propuesta para una auténtica convivencia entre meridanos.

La participación del Cronista de la Ciudad se dio en el marco de la Sesión Solemne de Cabildo que presidió el alcalde Renán Barrera Concha en el auditorio del Centro Cultural Olimpo, con motivo del aniversario de Mérida.

Consumidor a ultranza de nuestros gustos, costumbres y tradiciones pero, sobre todo, sabores, el orador huésped condujo a la audiencia por un paseo virtual en camiones atestados, y gustativo, para disfrutar de un sorbete de guanábana del Colón, los dulces de coco y de pepita que ofrecen los vendedores ambulantes, un caldo de pavo con tostadas o una pizza doble, naturalizada ya como mestiza.

También tocó las fibras más sensibles al pedir que se ayude al anciano de alpargatas a cruzar el vórtice de las calles atestadas de vehículos ruidosos, y observar a los que, aquí mismo, les dan de comer a las palomas.

Algo que sí dejó muy en claro es que Mérida es una suma de orígenes y, para ser más preciso explicó que ha sido punto de llegada de mexicas, tlahuicas, coreanos, chinos, libaneses, italianos, alemanes.

“Mérida no es maya ni española. Mérida es una suma galante del ayer y del presente. Las líneas paralelas de sus sangres no se agotan. Por eso, en sus claves y boleros, en sus sonetos y liras, en sus paisajes y retratos, los artistas giran y giran en busca de un centro que algún día se descubrirá como si de un rito se tratase”.

“Mérida no es el lugar de los seis adoratorios. No es un perímetro de ruinas conquistadas. No hay aquí motivos de lamentos. No tenemos razones valederas para ignorar nuestros orígenes y opacar la actualidad. Mérida es aquel, es ese, es usted y es el que habla. Mérida somos nosotros. Diversos, pero hermanos en la misma cuna. Plurales, pero unificados en el amor a esta ciudad tierna y majestuosa. Mérida somos nosotros. Todos nosotros”.

Mérida adolescente

Por supuesto, el Orador Huésped no podía dejar de hacer al inicio de su intervención, velada referencia a la tan desvirtuada interpretación que algunos dieron del final de la cuenta larga de los mayas.

"Aquí estamos. Para bien o para mal, aquí estamos. No se ennegreció el Sol en las alturas. No nos faltó el aire ni vimos secarse nuestra piel como viejos pergaminos. No caímos en los espasmos sudorosos de las postrimerías. Ninguna condena milenaria arrasó lo construido. No se abrió el abismo. Aquí estamos, en otro aniversario de la fundación de Mérida", expresó.

“Qué son sus cuatrocientos setenta y un años ante tantísimas urbes milenarias. Qué adolescente es Mérida dentro de ese calendario iluminante de la historia humana. Con su mezcla de estilos arquitectónicos, aún un poco adolorida por el derrumbe y olvido de algunas de sus casonas más genuinas, nuestra ciudad redobla siempre su paso, crece como una aventura en el mapa de los arquitectos más audaces. Por el norte y por el sur dilata diariamente sus fronteras. Por el este y el oeste, su tacto llega hasta vecinas poblaciones, hermanas suyas.

"Por eso, en este día, los meridanos, aun testigos de resabios de injusticias, sin moderar el paso, levantamos un instante el pensamiento porque es 6 de enero –manifestó—… En esta noche, con sesión solemne de Cabildo, recurramos a nuestras pequeñas glorias terrenales. Olvidemos las crónicas sagradas y echemos una mirada en el borde de tantas y tantas existencias silenciosas, anónimas, pacientes."
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios