18 de Diciembre de 2018

Yucatán

El mero es la especie marina que corre más peligro en Yucatán

Como gran parte del estado depende de la pesca de ese pez, instan, entre otras cosas, a actualizar el reglamento y que haya un programa integral de inspección y vigilancia

Empresarios y sociedades civiles lanzaron la iniciativa: “Yo cuido al mero…” que consiste en informar a los consumidores sobre los productos pesqueros con el fin de llevar a cabo el consumo responsable de la especie del mero. Al micrófono, Rafael Combaluzier. (Foto Jorge Acosta)
Empresarios y sociedades civiles lanzaron la iniciativa: “Yo cuido al mero…” que consiste en informar a los consumidores sobre los productos pesqueros con el fin de llevar a cabo el consumo responsable de la especie del mero. Al micrófono, Rafael Combaluzier. (Foto Jorge Acosta)
Compartir en Facebook El mero es la especie marina que corre más peligro en YucatánCompartir en Twiiter El mero es la especie marina que corre más peligro en Yucatán

Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Yucatán es el principal estado en el país en la captura del mero, pues aporta el 80% de la pesquería total a nivel nacional, sin embargo, este está siendo afectado debido a la cacería furtiva y el descontrol que se tiene en la costa, acepta el que será el nuevo secretario de pesca en el estado, Rafael Combaluzier Medina.

Aunque no dio a conocer cuánta es la cantidad de la especie que se ha dejado de pescar, señaló que es parte del resultado del desorden que se ha tenido en los últimos años en la costa del Estado.

“Uno de los grandes temas que tenemos que atender como secretaria es la ilegalidad, nos falta un orden que se ha ido registrando en los últimos 10 años, por lo que que se tiene que trabajar. Hay que buscar los mecanismos para solucionar este problema debido a que los permisos y vedas son federales, por lo que la nueva secretaria debe de tener ese orden y regulando la actividad, por lo que se hablará para ello”, indicó.

A pesar de que todas las especies están afectadas por la actividad ilícita, como el pulpo, langosta y pepino de mar, el mero es el que corre más peligro, debido a que gran parte del estado depende de la pesca de ese pez.

“Tenemos que saber quiénes están pescando, comercializando, localizar las personas que están involucradas en el sector, para poder idear sanciones más severas así como una mayor regularización y vigilancia”, precisó.

Pero además organizaciones que trabajan a favor de la preservación de las especies marinas como CeDePesca, solicitan a los nuevos gobiernos “poner atención a puntos importantes” para que la pesca ilegal no sea el mayor problema que afecte el mero.

Actualizar reglamento

Uno de los principales puntos para acabar con el problema es aprobar un reglamento, debido a que a pesar de que la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (LGPAS) se publicó en el 2007, tras 10 años no se ha publicado una normativa, por lo que la falta del código genera vacíos legales que dificultan el manejo efectivo y sustentable de las pesquerías.

De igual es importante elaborar de manera participativa un programa integral de inspección y vigilancia que incluya a la cadena de comercialización. Debido a que la pesca ilegal merma la competitividad del sector pesquero y dificulta el manejo efectivo de las pesquerías. La idea es establecer un proyecto efectivo que rinda beneficios tanto en términos de manejo de las especies como la rentabilidad para aquellos que pescan legalmente. Este programa debe elaborarse con la participación de los productores, los tres órdenes de gobierno y otras dependencias relevantes.

Es por ello la importancia de contar con un ordenamiento para asegurar la salud de las especies a lo largo del tiempo y la prosperidad de los que se involucran en las actividades pesquera y acuícola. Éstos deben desarrollarse y publicarse por estado y por recurso, incluyendo todo aquello que marca la ley: el padrón, las especies, artes y área geográfica relevante de los permisos y concesiones.

Transparencia

Pero lo más importante es transparentar y de ser necesario, redireccionar los incentivos y subsidios al sector para asegurar que los recursos públicos se invierten en beneficio de la competitividad, la sustentabilidad, la prosperidad económica, la recuperación de pesquerías y ecosistemas marinos, e incentivar el beneficio social de las comunidades pesqueras.

Pero como aún no se tiene en concreto nada aún que le brinda seguridad a la especie empresarios, sociedades civiles lanzaron la iniciativa: “Yo cuido al mero…” la cual consiste en brindar información a los consumidores de los productos pesqueros con el fin de llevar a cabo el consumo responsable de la especie del mero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios