16 de Diciembre de 2017

Yucatán

'Ahora solo creo en la justicia divina y no en la de Yucatán'

Esposa de psiquiatra acusado del homicidio de un colega dice que el día del crimen su marido estaba en Cozumel.

La protesta de familiares, amigos y colegas del psiquiatra Enrique Lara González en el Palacio de Gobierno de Yucatán. (SIPSE)
La protesta de familiares, amigos y colegas del psiquiatra Enrique Lara González en el Palacio de Gobierno de Yucatán. (SIPSE)
Compartir en Facebook 'Ahora solo creo en la justicia divina y no en la de Yucatán'Compartir en Twiiter 'Ahora solo creo en la justicia divina y no en la de Yucatán'

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Cerca de 30 familiares, amigos y colegas del presunto homicida Enrique Lara González realizaron, como informamos, un plantón frente a Palacio de Gobierno, en el que afirmaron que es inocente y como prueba mostraron un boleto que demuestra que el día del crimen laboraba en Cozumel, Quintana Roo.

Con gritos de que "¡Lara es inocente!", "¡Lara es inocente!", los inconformes denunciaron que la esposa del involucrado. Carla Wilema Vivas Vázquez, y sus dos hijos estuvieron "secuestrados", durante seis horas, a bordo de un vehículo de la Fiscalía General del Estado (FGE), privados de agua y alimentos.

"La envidia es la principal causa de que mi marido (el presidente del Colegio de Psiquiatras de Yucatán) esté detenido y se diga que él causó la muerte del (médico psiquiatra) Felipe de Jesús Triay Peniche", acotó.

Frente a la sede del Poder Ejecutivo, la esposa del inculpado afirmó que "es un hombre triunfador, un joven con una reputación intachable, un buen padre de familia, un esposo magnífico, un amigo sin igual, una persona amable, un médico responsable. Él nunca le haría daño a ninguna persona".

A partir de las 14:00 horas, los manifestantes se apostaron a un costado de la Plaza Grande de Mérida, donde con pancartas empezaron a manifestarse, y en algunos casos se reflejaron las lágrimas.

La esposa del inculpado, quien es la encargada del jurídico de la sección 67 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntsa), afirmó que el pasado sábado 23 fueron violadas sus garantías individuales así como sus derechos humanos, y los más afectados fueron sus dos hijos, de dos y siete años de edad.

"La envidia"

Afirmó que el principal motivo de la detención fue "la envidia", aunque no proporcionó ningún nombre, así como también expresó que "es un teatro armado", pero se abstuvo de declarar sobre algún presunto responsable.

A las 14:30 horas pretendió a entrar a Palacio de Gobierno para hablar con el titular del Ejecutivo, Rolando Zapata Bello, y luego de impedirle el paso, junto con todos los manifestantes, se le concedio una audiencia con el subsecretario de Gobierno, Carlos Sobrino Argáez.

A las 15:35 horas, Carla Vivas se reunió nuevamente con los manifestantes, a quienes les aseveró: "Ahora sólo creo en la justicia divina, y no en la de Yucatán".

Durante la entrevista, se negó a dar detalles de la reunión que sostuvo con el representante de Palacio de Gobierno.

Afirmó que las protestas continuarán, por lo que mañana estarán en las afueras del Juzgado de Control, a partir de las 8:00 horas, donde se efectuará la segunda audiencia para los implicados en el sonado homicidio cometido el pasado viernes 22.

Dos acusados

Lara González y Pablo Santos. G.G. están acusados del homicidio del también psiquiatra Luis Felipe Triay Peniche, cuyo cuerpo fue encontrado el jueves 21 de agosto pasado en el interior de su vehículo en el estacionamiento de un centro comercial de Ciudad Caucel.

La policía los detuvo este lunes por presunta participación en el delito de homicidio calificado por la muerte del psiquiatra Triay Peniche.

De acuerdo con un comunicado de la FGE, los hombres involucrados y formalmente detenidos son Enrique  L.G., de 35 años de edad, y Pablo Santos G.G., de 33 años -éste último oriundo del Distrito Federal- y psiquiatras de profesión ambos.

Según las investigaciones, el homicidio se perpetró en el departamento de Pablo Santos G.G., ubicado en la colonia García Ginerés, hasta donde el victimario llevó, bajo engaños, a Triay Peniche, a fin de matarlo, tal como había planeado desde días antes.

El móvil del crimen está relacionado con intereses económicos vinculados con un cargo laboral que Triay Peniche obtendría en los próximos días, cargo que también buscaba uno de los dos detenidos.

Las investigaciones

Según el resultado de las investigaciones, la muerte del médico oriundo de Espita ocurrió el pasado viernes 15 de agosto, luego de salir de una reunión con compañeros de profesión en un conocido hotel de esta capital.

Ya en el lugar del crimen, Pablo Santos usó un arma blanca -la policía no especificó de qué tipo- para matar a su colega, aunque no dio detalles de cómo sometió a su víctima y tampoco si hubo diálogo o discusión entre ellos.

El Servicio Médico Forense (Semefo) determinó que Triay Peniche murió desangrado a consecuencia de la perforaciones que sufrió en el corazón.

Según la Fiscalía, Triay Peniche, de 42 años, fue ultimado la noche del viernes 15 o a primeras horas del sábado 16 de agosto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios