23 de Noviembre de 2017

Opinión

¿Es acaso justo?

Es insostenible hacer creer a los trabajadores que el sistema de pensiones es viable a mediano o largo plazo.

Compartir en Facebook ¿Es acaso justo?Compartir en Twiiter ¿Es acaso justo?

Cuando escucho al presidente de la Consar hablar sobre las pensiones, percibo en él poco entusiasmo y dificultad para justificar o salir airoso a las preguntas que le hacen o de sus ponencias.

Evidente es que ya es insostenible hacer creer a la sociedad y a los trabajadores que el sistema de pensiones es viable a mediano o largo plazo, en especial para quienes empezaron cotizando al IMSS a partir de julio de 1997.

Ya dos generaciones de trabajadores, aunque ellos no lo sepan, vivirán su vejéz con una pensión equivalente a un salario mínimo. Diversas situaciones fundamentan nuestro dicho.

1) Los trabajadores tienen en mente que deben cotizar mil 250 semanas y cumplir 60 años de edad para pensionarse, pero ¿por qué no se dice que ni con dos mil semanas cotizadas tendrán una pensión mayor de un salario mínimo? ¿Qué ahorro se puede hacer en dos mil semanas con uno de los salarios más bajos del mundo?

2) La clase trabajadora tiene una alta rotación y deja sin cotizar largos periodos de tiempo y, muchas veces, cotiza con un salario menor que el realmente percibido, amén de que gran parte de los trabajadores no generan derechos pensionarios por encontrarse en la informalidad.

3) El ahorro que se acumula durante la vida laboral está expuesto a la fluctuación de los mercados de valores, no garantiza rendimientos y los obtenidos se ven muy golpeados por la volatilidad de los mercados financieros y la inflación, la que en los últimos años se ha más que duplicado. El crecimiento del ahorro para el retiro no será determinante al momento de comprar la pensión.

4) El ahorro que se hace para el retiro (6.5 por ciento del salario base de cotización) es tan bajo que no permite una capitalización real de la cuenta individual de los trabajadores; así, ¿a qué pensión se puede aspirar con esa aportación; al no cotizar al IMSS por largos periodos; al no tener garantía de los rendimientos a recibir y que éstos han mostrado en los últimos tres años una tendencia a la baja, y que, para acabarla de amolar, la inflación se ha más que duplicado en menos de tres años?

Con lo antes referido no se puede aspirar a una generosa pensión, ni que se haga ahorro voluntario y éste se integre a los recursos con que se comprará la futura pensión. Entonces ¿acaso es justo que estemos predestinados a recibir a futuro una pensión de un salario mínimo?

Seguramente coincidirá que justo no es; luego entonces, ¿qué va a hacer para que su futuro sea diferente?

Salvo su mejor opinión, la única opción viable y posible para un futuro mejor es tomar “el toro de su vida por los cuernos” y planear y planificar a largo plazo, pero hay que hacerlo en serio y pronto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios