18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Miel para conquistar

Estos jóvenes comenzaron un proyecto empresarial en el que asesoran en materia de sistematización y comercialización a los apicultores de la región.

Andrés Peniche Calderón y Ranier Sandoval Padilla actualmente trabajan con más de 300 apicultores de la entidad. (Milenio Novedades)
Andrés Peniche Calderón y Ranier Sandoval Padilla actualmente trabajan con más de 300 apicultores de la entidad. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Miel para conquistarCompartir en Twiiter Miel para conquistar

SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- “Guillermo y Julián” es la marca con la que los emprendedores Andrés Peniche Calderón y Ranier Sandoval Padilla trabajan con más de 300 apicultores. 

¿Cómo surgió el proyecto?

El proyecto inició hace más de un año. Andrés y yo nos conocimos en la universidad, y nos interesaba poner un negocio. Analizamos muchas cosas qué hacer, y desde quinto semestre de la carrera estábamos ideando qué empresa crear.

¿De dónde proviene esta necesidad de crear una empresa propia?

No tenemos un antecedente de empresarios hasta nuestros abuelos. No tenemos un negocio familiar atrás que vamos a continuar. Hicimos un estudio acerca de dónde había oportunidades y qué podíamos hacer con lo que sabíamos. Analizamos desde carne de puerco, pepino de mar y un montón de cosas, todo lo que tuviera Yucatán como una ventaja en comparación con otro lugar, entonces dimos con la miel.

¿Por qué escogieron trabajar con la miel?

Escogimos la miel porque en Yucatán se genera alrededor del 40 por ciento de este producto en México y porque goza de buena reputación en cuanto a calidad y está muy bien valorada por los grandes industriales en Europa, donde la aprecian mucho.

Lo que tomamos en cuenta fue ver qué industrias tienen, a lo mejor, menos barreras de acceso y donde podamos hacer algo; porque, por ejemplo, el pepino de mar tiene regulaciones y es muy difícil entrar a esa industria de empresarios.

¿Desde hace cuánto tiempo inició formalmente la empresa?

Desde hace casi año y medio comenzamos a formalizarlo. Definimos cuál era el tema en enero de 2012 y en mayo de ese año arrancamos la empresa, de ese momento a la fecha nos hemos dedicado a consolidarla.

Nos tomó alrededor de ocho meses entender cómo es el mercado, cómo funciona la miel y su producción, toda la parte que hay detrás del producto. Durante este proceso contamos con la asesoría de la Incubadora del Mayab, aunque la mayor parte fue por consultoría donde recibimos el apoyo de gente que conocía del desarrollo de marca, de productos y de comercio exterior, principalmente. Ellos nos apoyaban con sus experiencias y nosotros veíamos la forma de aplicarlo para que funcionara mejor el negocio.

¿Cuál fue el primer paso?

Primero investigamos cómo se estaba exportando el producto y cuáles eran las debilidades que tenía; identificamos que nunca se habían implementado ni desarrollado las estrategias adecuadas para exportar un producto terminado que saliera de Yucatán envasado, que no saliera a granel en tambores, como se suele hacer. Durante los ocho meses empezamos a ver proveedores de frascos, etiquetas, colores; fue ensayo y error de la imagen, entre otras cosas.

En enero de este año tuvimos un apoyo de Sagarpa para irnos a Alemania, la feria más grande de productos orgánicos en el mundo, y ahí estuvimos una semana presentando el producto, donde fue bien aceptado; al regresar teníamos la idea de iniciar la comercialización del producto.

¿En qué trabajan ahora?

Ya tenemos la marca, así como la filosofía de lo que queremos que haga y comunique. Parte de la filosofía de la empresa es desarrollar el sector en el que nos estemos desenvolviendo, en este caso, la apicultura. Estamos comprometidos en desarrollar el sector para que tenga mayor valor agregado, no sólo sea valorado como un producto a granel, sino como un producto terminado; para esto empezamos a trabajar con los apicultores para explicarles las diversas certificaciones.

¿Con qué productos cuentan?

La idea es comercializar en las regiones de México. Ahora trabajamos con Yucatán y Chiapas. Tenemos miel del Estado que está certificada en producción orgánica, y la de Chiapas, en comercio justo. También contamos con una miel yucateca en trámites de certificación para apoyar a los productores que están en proceso de certificarse para que puedan comercializarla.

¿Qué opinión tienen respecto a los emprendedores?

Creo que un emprendedor contribuye al desarrollo de la región, de la comunidad y, al final de cuentas, del país. No sólo se aporta en cuanto a lo económico, sino que tu trabajo es ejemplo para otras personas, pues demuestras que hay muchas cosas que se pueden hacer, aunque parezcan que no. También es una muestra de que hay que tener paciencia para encontrar resultados. En cuanto a empleos, en este país donde se generan más plazas es en las pequeñas y medianas empresas (Pymes), por lo que se contribuye al desarrollo económico y a facilitar una mejor forma de vida a las personas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios