21 de Septiembre de 2018

Un pequeño insecto desata psicosis en Yucatán

El mosquito Aedes Aegipty ha causado miedo en la comunidad, que teme ser víctima de la enfermedad

Por temor a la picadura del mosquito Aedes Aegypti, muchos deportistas han dejado de salir a los parques. (SIPSE)
Por temor a la picadura del mosquito Aedes Aegypti, muchos deportistas han dejado de salir a los parques. (SIPSE)
Compartir en Facebook Un pequeño insecto desata <i>psicosis</i> en YucatánCompartir en Twiiter Un pequeño insecto desata <i>psicosis</i> en Yucatán

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Un pequeño mosco, de nombre Aedes Aegipty ha sido capaz de ahuyentar a deportistas de los parques públicos, de reducir a la mínima expresión esa costumbre tan meridana de salir a la calle a disfrutar el atardecer y el anochecer. Los psicólogos van más allá: al diminuto insecto se le atribuye un pánico colectivo pocas veces visto.

Así, cuando algún yucateco ve un mosquito cerca, ya no se puede concentrar en otra cosa. La duda se impone. Aunque aún hay personas que no aprenden a pronunciar de manera fluida la palabra “chikungunya”, la pregunta flota en el ambiente cuando se ve un mosco cerca: “¿Me habré infectado de esa enfermedad de moda?”, cuestionan las personas de la tercera edad, así se trate de especies distintas al mosquito transmisor.

“El chikungunya refleja el miedo de una comunidad. Se debe a que una enfermedad nueva, con todos los visos de una epidemia y aún no estamos bien informados sobre el padecimiento”, explica el  psicólogo y docente de la Universidad Modelo Julio Polanco Ocampo.

El profesional explica que a la nueva enfermedad se le atribuyen mitos urbanos, los cuales se transmiten rápidamente entre los vecinos y las redes sociales, a tal grado que en amplio sector es grande el temor a contagiarse ante aseveraciones como “los viejitos no resisten el dolor de la nueva enfermedad, mueren de infarto”, “no murió del chikungunya directamente pero sí de las complicaciones que la enfermedad le causó al hígado”. 

Temor a la picadura

Asimismo, el profesional indicó que el miedo está contextualizado y fundamentado por las personas que se encuentran a su alrededor, pues el chikungunya es el tema de moda, con tintes de miedo fantasioso, porque se trata de un ataque real, algún conocido, familiar, vecino o compañero laboral se contagia todos los días. En síntesis, la sociedad yucateca se siente amenazada y teme ser picada por el mosquito.

“Sin embargo, el miedo hacia el chikungunya ha dejado consecuencias favorables entre la sociedad, pues ahora es más precavida, ya que toma las medidas necesarias para evitar que haya potencial de criaderos del vector Aedes aegypti en sus casas o negocios, así como usar repelente para no ser picado por el mosquito y tener la posibilidad de ser contagiado de esa enfermedad”, recalcó el entrevistado.

Personas que hacen ejercicio, acuden a la escuela o van de paseo al parque se les hace difícil lidiar con este insecto, pues indican que incluso corriendo no dejan de sentir que les pican, por lo que algunos han cambiado el horario de su rutina.

De igual manera, los estudiantes señalan que han escuchado que tomar complejo B ahuyenta a los mosquitos, porque actúa como un repelente natural, pues hace que las personas transpiren un fuerte olor, aroma que no le agrada al transmisor del dengue y chikungunya.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios