21 de Septiembre de 2018

Yucatán

'Absuelven' al hombre de muertes de cachalote y delfines en Yucatán

Según el delegado de la Profepa estatal, el clima y las mareas de enero y febrero impidieron a los animales nadar como solían hacerlo.

De acuerdo a la Profepa Yucatán, algunas personas interactuaron con los delfines y con el cachalote muertos en costas yucatecas, pero hasta ahora no se ha determinado que ello fuera la causa de su muerte, sino el clima extraordinario. (Milenio Novedades)
De acuerdo a la Profepa Yucatán, algunas personas interactuaron con los delfines y con el cachalote muertos en costas yucatecas, pero hasta ahora no se ha determinado que ello fuera la causa de su muerte, sino el clima extraordinario. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Absuelven' al hombre de muertes de cachalote y delfines en Yucatán Compartir en Twiiter 'Absuelven' al hombre de muertes de cachalote y delfines en Yucatán

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La muerte por deshidratación de una cría de delfín en Argentina, a manos de turistas que lo sacaron del agua para que la gente se sacara fotos, enfureció ayer a miles de usuarios de las redes sociales y reavivó en Yucatán el misterio que rodea la muerte de los delfines y la cachalote pigmeo que recientemente recalaron en las costas de la entidad, pues las autopsias no han logrado identificar la causa de dichas muertes.

El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Yucatán, José Lafontaine Hamui, declaró a Milenio Novedades que en los últimos tres años se han registrado 12 varamientos en las costas de la entidad, sin embargo las condiciones del clima han sido extraordinarias en esta temporada invernal.

En ninguno de los casos se comprobó que los animales marinos muertos en Yucatán hayan sido capturados con redes, sin embargo, el clima y las mareas que prevalecieron durante enero y al inicio de febrero impidieron que estos ejemplares nadaran en la forma en la que estaban acostumbrados. 

Por lo que se considera que los cinco varamientos ocurrieron por condiciones climatológicas como una situación general, aunque en dos de los casos se logró evidenciar interacción humana, pero no como causa definitiva.

Las autopsias incluso revelaron que los ejemplares tenían en sus estómagos restos de peces y pulpos en procesos de digestión, es decir que se habían alimentado horas antes de sus deceso, así como signos de congestión en la región pulmonar, que sugieren afectación pero no de forma conclusiva.

Estos mamíferos marinos están protegidos por la Norma 059-SEMARNAT y los delfines no son objetivo directo de captura. Pueden ocurrir capturas accidentales en la pesca de otras especies, pero no como objetivo directo. Esto desde la entrada en vigor del embargo atunero.

Lafontaine Hamui señaló que hay una situación de alerta para corroborar e inhibir que los decesos de estos ejemplares no sean por causa de la interacción humana.

En la Profepa Yucatán, el subdelegado de Recursos Naturales, Jesús Lizarraga Véliz, es el responsable de dar seguimiento a los reportes que emite Raúl Díaz Gamboa, del Programa de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Yucatán, del departamento de Biología Marina del Campus de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Yucatán.

El investigador con el apoyo de su equipo de trabajo recolecta muestras de los especímenes para estudiar y emitir sus resultados, como para fines educativos.

Este año suman ya cinco varamientos de mamíferos: un cachalote pigmeo y cuatro delfines. Uno de ellos era una hembra que según sus rastros no tenía mucho tiempo de haber dado a luz, ya que el feto tampoco se encontraba en su interior, aunque sus glándulas mamarias tenían leche.

No se encontraron rastros de la cría en la playa. Si la madre logró dar a luz es posible que el pequeño delfín no sobreviviera, debido a que según los estudios, como mamíferos que son, en los primeros meses de vida el único alimento que reciben es la leche materna, que los ayuda a desarrollarse y crecer y con ello comenzar a variar su alimentación.

Reportes de los varamientos en Yucatán

En 2013 

  • En Sisal se reportó una varamiento masivo de 9 orcas pigmeas (Feresa attenuata) por desorientación.

En 2014 

  • Varó un Manati (Trichechusmanatus)

En 2015 

  • Un Zifio (Ziphiuscavirostris)

En 2016 

  • Enero 22: un cachalote Pigmeo (Kogiabreviceps)
  • Febrero 5: un delfín Bufeo o tonina macho en el malecón de Progreso
  • Febrero 6: un delfin hembra recala en la playa de Sisal
  • Febrero 7: dos delfines machos son reportados; uno en Progreso y otro en Sisal.

Los delfines que recién recalaron medían entre 243 y 280 centímetros de longitud, eran  individuos adultos, de la especie denominada “bufeo o tonina”. 
Algunos recién habían muerto; otros ya estaban en estado de descomposición.

A nivel mundial no existe una causa común para los varamientos de mamíferos marinos, pero la gran mayoría de los casos ocurridos en el Estado es porque han presentado infecciones o enfermedades en las que se ven obligados a encallar. 

Los registros de varamientos de cetáceos en Yucatán muestran un incremento de casos durante la época de nortes.

Necropcias

En las necropsias que encabeza el Dr. Raúl Díaz Gamboa del Programa de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Yucatán Departamento de Biología Marina Campus de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la UADY, también participan estudiantes de servicio social del Programa de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Yucatán (PICMMY) de la UADY.

Los exámenes evidenciaron que los delfines tenían marcas superficiales de mordidas por la interacción social con otros delfines.

En al menos dos de ellos se encontró que tenían corte desde la epidermis hasta la dermis en la región del rostro cercano a la base del melón, y en el dorso, posiblemente causada por monofilamento de un arte de pesca (cordel o red) no tenía signos de enmallamiento en el resto del cuerpo.

No tenían evidencia de parasitismo ni de depredación. La necropsia realizada reveló que el interior del espécimen se encontraba en buen estado, sin evidencia de lesiones internas, ni patologías crónicas que pudieran sugerir causas de muerte.

La región pulmonar mostró signos de congestión con algunas zonas con presencia de edemas, petequias multifocales bilaterales y abultamientos del parénquima pulmonar, por lo que se consultó a Casandra Gutiérrez Gálvez, del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional, y ella sugiere que el organismo estuvo afectado por algún proceso neumónico. 

Sus estómagos se encontraron llenos de restos de peces y pulpos en estado moderado dedigestión, sugiriendo que se habían alimentado horas antes de morir y por lo tanto se descarta la causa de muerte por alguna enfermedad respiratoria.

Se colectó el cráneo y esqueleto bajo el amparo del permiso de colecta científica con fines de enseñanza.

La hembra era adulta, de 280 centímetros de longitud, estaba en estado de descomposición, aunque con buen aspecto y de apariencia robusta, el examen externo evidenció la presencia de algunos parásitos del género Xenobalanus en las aletas dorsal y caudal, que son normales en las poblaciones silvestres de la costa yucateca. 

Tenía degradación del tejido externo del área genital con restos de placenta a medio expulsar. No se encontró evidencia de depredación, pero carecía del lóbulo izquierdo de la aleta caudal mediante un corte limpio, que se presume fue hecha con un cuchillo y reciente porque no estaba cicatrizada.

La necropsia reveló que el interior del espécimen se encontraba en buen estado, sin evidencia de lesiones internas, ni patologías crónicas que pudieran sugerir causas de muerte.  La región pulmonar mostró signos de congestión con algunas zonas con presencia de edemas, petequias multifocales bilaterales y abultamientos del parénquima pulmonar, sugiriendo afectación del sistema respiratorio.

Sin embargo, el estómago se encontró lleno de restos de peces y pulpos en estado moderado de digestión, lo cual sugiere que se alimentó algunas horas antes de morir y por lo tanto se descarta la causa de muerte por alguna enfermedad respiratoria. En el sistema reproductor no se encontró al feto; solamente se observó la presencia de leche dentro de las glándulas mamarias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios