23 de Octubre de 2018

Yucatán

Iglesia de San Sebastián, unión de historia y fervor meridano

La patrona de la iglesia es la Virgen de la Asunción, pero muchos la llaman de 'Nuestra Señora de San Sebastián'.

La iglesia de San Sebastián tuvo categoría de parroquia en 1889. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
La iglesia de San Sebastián tuvo categoría de parroquia en 1889. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Iglesia de San Sebastián, unión de historia y fervor meridanoCompartir en Twiiter Iglesia de San Sebastián, unión de historia y fervor meridano

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, patrona del barrio y la iglesia de San Sebastián, es uno de los templos católicos que cuenta con una leyenda divina que consolidó su edificación; sin embargo, la estructura en sí es sencilla, y en opinión de los expertos en el tema de construcción tiene ciertas características que denotan cómo fue su edificación.

De acuerdo con reportes de diversos historiadores y especialistas en el tema, esta iglesia, en comparación de los otros templos católicos del primer cuadro de Mérida, se ubica en el punto más lejano a la plaza grande, conserva una fuerte presencia de feligreses y asistentes a las  tradicionales fiestas de San Sebastián que desde unos años se cambiaron para el mes de agosto.

San Sebastián, junto con La Mejorada y Santa Ana, forma parte de los barrios de segunda generación que se fundaron y crecieron conforme la mancha urbana de la colonia desbordó “los muros” que se habían establecido como límites, separando las viviendas de los colonizadores de la población maya.

Antes de que se construyera de mampostería, como en la mayoría de las iglesias en el lugar se edificó una rústica ermita que se creó desde mediados del siglo XVI; su edificación inició a finales del siglo XVIII, con el entonces regidor del Ayuntamiento meridano Juan Esteban Quijano, y concluyó en 1889. En 1906 se amplió y transformó.

Las fiestas tradicionales de San Sebastián se celebraban en agosto, con la participación de los tradicionales gremios

Los investigadores señalan que en 1873 su cura, Don Irineo Muñoz, le construyó la capilla que da al cuerpo principal del templo. A principios del siglo pasado fue ampliado y reformado en su fachada e interior, cuyas cornisas, columnas y pilastras fueron adaptadas a cuando menos dos estilos de arquitectura griega: los estilos jónico y dórico que se pueden observar en su presbiterio y naves.

Por otra parte, a la fachada de simple y elevado campanario le fue agregada una maciza torre cuyo remate se construyó en 1941, y una década más tarde se rodeó al atrio de pretil y rejas. Tuvo categoría de parroquia en 1889.

Tiene pisos de ladrillo francés, y se considera que la construcción de su cúpula está mal hecha y es desproporcionada.

Aunque la patrona de la iglesia es la Virgen de la Asunción, para muchos es conocida como la iglesia de “Nuestra Señora de San Sebastián”.

Desde tiempos muy antiguos se asentó hacia el suroeste de Mérida un pueblito maya, que al tiempo de la colonización se le nombró San Sebastián, algunas personas creen que por él pasó la tropa de Montejo cuando llegó a T’Hó.

En 1790 el gobernador Lucas de Gálvez abrió el camino real a San Francisco de Campeche; desde el barrio de San Juan pasaba por la ermita de Santa Isabel y atravesaba el barrio de San Sebastián. 

Al principio las fiestas tradicionales del barrio se celebraban en mayo, pero en la actualidad son en agosto, durante ese mes se organizan gremios y vaquerías.

Se dice que el panucho, tradicional antojito yucateco, se creó en ese barrio, San Sebastián. 

Visita inspiró construcción

Cuenta una leyenda que don Juan Esteban Quijano, el regidor del Ayuntamiento meridano en 1796, recibió a una mujer que le solicitó audiencia, al hacerlo quedó impresionado, porque aunque la dama estaba ataviada de manera humilde, reflejaba una belleza y dignidad extraordinaria.

Aquélla le dijo a Quijano que considerando que era un hombre muy caritativo, necesitaba su ayuda para reconstruir su choza que apenas la protegía del sol y la lluvia, también le pidió que atendiera las necesidades de sus vecinos que eran muy pobres, anticipándole que el beneficio que hiciera Dios se lo recompensaría. 

El regidor le pidió las señas de su vivienda, y ella le respondió que la descubriría por un rayo de sol. Cuando don Juan Esteban visitó San Sebastián, ubicó la humilde capilla y al entrar un rayo de sol iluminaba el rostro de una virgen, el cual se dio cuenta era el de la señora que había solicitado su apoyo.

El dato:
  • En 1790, el gobernador Lucas de Gálvez abrió el camino real a San Francisco de Campeche que desde el barrio de San Juan pasaba por la ermita de Santa Isabel y atravesaba el barrio de San Sebastián
  • La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, patrona del barrio y la iglesia de San Sebastián, se encuentra en la calle 72 por 75, del Centro Histórico de Mérida

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios