26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Descubren 2 iglesias católicas ocultas en la selva maya de Yucatán

Según el INAH, los sitios Maxtunil y el 161 fueron las primeras capillas levantadas en el proceso de evangelización de los españoles en la zona.

Los restos de las iglesias se mencionan en las crónicas de la historia de Yucatán. Imagen del especialista que realiza el trabajo de investigación junto con otros colaboradores. (Milenio Novedades)
Los restos de las iglesias se mencionan en las crónicas de la historia de Yucatán. Imagen del especialista que realiza el trabajo de investigación junto con otros colaboradores. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Descubren 2 iglesias católicas ocultas en la selva maya de YucatánCompartir en Twiiter Descubren 2 iglesias católicas ocultas en la selva maya de Yucatán

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Arqueólogos del Centro INAH en Yucatán han descubierto dos capillas católicas ocultas en la selva maya y que se consideran tienen una antigüedad de casi 500 años; fueron las primeras iglesias levantadas en el proceso de evangelización de los españoles.

Ocultas en el monte, protegidas por la selva baja espinosa, los sitios se ubican cerca de la carretera Mérida a Progreso. “Maxtunil, por la comisaría de Sac Nicté, y el NO. 161, por la comisaría de Misné Balam, que confirman los sitios que se mencionan en las crónicas de la historia de Yucatán”, señaló el arqueólogo, Angel Góngora Salas.

El especialista del Instituto Nacional de Antropología e  Historia (INAH), quien realiza el trabajo de investigación con el apoyo de su equipo conformado también por Carlos Canché Canché, Carolina Ramos Novelo y Sergio de la Cruz Naranjo, indicó que en diversas zonas de la entidad, incluso en Tzemé (cercano a Celestún), hay capillas de ese tipo.

“Son templos que fueron levantados sobre, cerca o alrededor de sitios en los que los mayas adoraban a sus dioses”, agregó.

Entrevistado durante un recorrido por el lugar, el investigador señaló que la importancia de estos sitios encontrados hace unos cuatro meses - su registro, con fotografías y videos que han realizado ya consta en el Atlas del Instituto Nacional de Antropología e Historia-, radica en la confirmación de los hechos históricos de Yucatán, es decir estos sitios antes de la

Conquista estaban ocupados y con el apoyo de algunos grupos mayas que se aliaron a los españoles fueron evangelizados.

Las iglesias tienen una antigüedad de casi 500 años. Fueron visitados por Francisco de Montejo el padre

Son evidencia del contacto con los españoles porque las piedras de los templos mayas, de arquitectura similar al estilo Puuc que se distingue por tener un trabajo fino en la piedra, en algunas de ellas aún es posible ver restos de estuco.

En el primer sitio, Maxtunil, se observa cómo utilizaron la estructura prehispánica que ahí había como refugio o fortaleza, cercaron con piedras el lugar, incluso se observa fuera de su lugar un amplio y pesado dintel de la arquitectura maya.

Estudios preliminares señalan que el lugar fue visitado por los españoles al mando de Francisco de Montejo el padre, durante el segundo intento de la conquista de Yucatán, en el periodo de 1531 a 1533, que según las crónicas es cuando este personaje español llega al igual que su hijo, pero éste último se va por más de un año hacia el oriente de la entidad a Chichén Itzá.

En este punto, el contacto entre españoles a indígenas se da porque entran con el apoyo del linaje de los Pech, que fueron aliados de los españoles. El templo maya que forma parte de la fortaleza data de los años 800 al 900 después de Cristo; se cree tenía seis cuartos, está rodeado por una albarrada de piedras que delimitó la zona de resguardo español, pues en uno de los costados hay incluso un pozo.

“Los historiadores refieren que en Maxtunil, Francisco de Montejo se quedó en casa de Nachi May, que era el señor principal de ese poblado ubicado al poniente de Chicxulub, con lo cual se creó la capilla de indios que aprovecharon poner piedras que limitaban la zona, y hacer un techo de paja que se soportó en postes de madera”, indicó.

Explicó que a la llegada de los españoles, esos eran pueblos vivos, y para el proceso de evangelización se utilizaron las áreas más importantes al momento del contacto, en donde posiblemente estaban los sitios que servían de adoratorios mayas.

En el sitio 161, aunque está derruido por el paso del tiempo, se observa con más claridad la construcción de la capilla, incluso en el altar hay una gran piedra maya que fue cubierta con mampostería y se cree era esencial al señalar la ubicación del lugar principal de la capilla, que tenía un acceso al frente, en los costado estaba delimitada por una estructura de piedras de los monumentos prehispánicos y curiosamente tiene otra línea de piedras en el suelo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios