22 de Noviembre de 2018

Yucatán

'No hay cosa más grande que la vida'

Invitados al programa radiofónico "Salvemos una vida" invitaron al público a reflexionar sobre el regalo de Dios para el ser humano.

El mensaje durante el programa fue sobre la importancia de vivir y vivir feliz. (mazdeismozoroastro.mex.tl)
El mensaje durante el programa fue sobre la importancia de vivir y vivir feliz. (mazdeismozoroastro.mex.tl)
Compartir en Facebook 'No hay cosa más  grande que la vida'Compartir en Twiiter 'No hay cosa más  grande que la vida'

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con el mensaje sobre la importancia de vivir y vivir feliz, estuvieron de invitados a la emisión del programa radiofónico “Salvemos Una Vida” Leopoldo Albertos Peón y Josefina Esperón Arjona de Albertos, coordinadores generales de los Servicios Especializados de Integración Familiar-Familias Integradas en Cristo (Seif-Fic). Así como el padre Ricardo Bulmez  y Yolanda Hernández del grupo Crece (Creatividad, Responsabilidad, Espiritualidad, Concientización y Educación) de Villahermosa, Tabasco, una asociación civil sin fines de lucro, de inspiración cristiana según el magisterio de la Iglesia Católica. 

Las conductoras Alis García y Esperanza Nieto destacaron que “Salvemos Una Vida” cumplirá próximamente 17 años, conformado por un grupo de voluntarios que ayudan a los demás, porque es un programa de la sociedad para la sociedad y les pertenece a todos, por lo que es muy importante tener a invitados que dejen un mensaje positivo al auditorio.

De esta manera, Albertos Peón destacó la oportunidad de realizar el sueño del padre Luis Ricardo Páez Garza, razón por la que los Seif-Fic siguen adelanten, ya que es una semilla que sembró este sacerdote hace 42 años en Mérida.

“El padre Páez falleció hace dos años, pero un grupo de personas hicimos el compromiso de seguir adelante, por lo que agradezco a Alis García y su familia que siempre han brindado su apoyo”, mencionó.

Comentó que el Arzobispo de Yucatán, Monseñor Emilio Carlos Berlie Belauzarán, designó al padre Ernesto Madero como Director Espiritual y siguen adelante en La Casa de la Cristiandad con los retiros, y las juntas de crecimiento todos los miércoles en la Iglesia del Espíritu Santo en Jardines de Mérida.

Señaló que a través de unos amigos, Albertos Peón y su esposa tuvieron la oportunidad de acudir a Villahermosa, Tabasco, a tomar un taller denominado “Encuentro con tu yo”, en donde conoció al padre Ricardo Bulmez y eso generó un gran impacto en su vida para poder crecer y para compartir a los demás, por lo que  invitan al padre a Mérida, el cual lleva a Dios a través de la alegría para transmitirlo a los habitantes de Yucatán.

El amor es como una semilla que va creciendo, pero tenemos que empezar

De esta manera, en esta, su segunda visita a Mérida, el padre Bulmez acude al programa radiofónico “Salvemos Una Vida” para platicarle al auditorio sobre el don más grande que Dios ha dado a cada ser humano que es la vida.

“No hay cosa más grande que la vida y eso lleva a otra cosa, no hay cosa más grande que lo gratis, porque las cosas más importantes de la vida son gratis”, puntualizó.

Dijo que: “precisamente cuando yo comparo la vida y el amor al oro, porque  es el metal más preciado que hay, y dicen algunos que el oro es buscado porque es muy valioso, pero la verdad es que la mayoría buscamos el oro, no por su valor, sino por su brillo, porque el oro brilla y así es la vida, porque una vida sin amor cierra todas las puertas”.

Por ejemplo, dijo, cuando hay un divorcio, se acabó el amor, el brillo del amor; lo qué le pasó a un divorciado es que perdió la alegría de estar junto a su pareja. Mientras que lo que le pasa a un suicida, es que perdió la alegría de vivir.

“El amor que uno busca cotidianamente es el que brilla, Jesús pide más allá, pero para llegar ahí el amor es como una semilla que va creciendo, pero tenemos que empezar”, refirió.

Por tanto, el sacerdote dijo que siempre les comenta a los casados que tengan cuidado, porque a veces el matrimonio dura más que el amor, hay parejas que cumplen 50 años de casados y nada más tres de amor y estos lo celebraron con mucha alegría con sus familiares y cuando celebraron sus 50 años de casados lo celebraron con una misa, rodeados de extraños.

Señaló que hay factores que no se pueden evitar en la vida como la vejez, por más que la persona lo quiera cambiar; por ejemplo, las canas no se pueden evitar, ya que se pueden pintar, pero no quitar.

Otra cosa que no se puede evitar es la muerte ya que buscará a las personas hagan lo que hagan, pero todo lo demás es evitable, incluso evitar un divorcio o evitar engañar a otros.

“Si uno concientiza eso, se da un  salto a la vida interior, porque lo que distingue al ser humano es la libertad, no hay amor sin libertad y un amor obligado es odio, la libertad obligada es esclavitud, la fe obligada es ateísmo”, apuntó.

Por su parte, Yolanda Hernández mencionó que este mensaje de vida se lleva a todas partes del país y en agosto se espera realizar un taller, una charla en Mérida de lo que se trabaja en Crece, con la intención de rescatar valores.

Cabe señalar que para entrar en contacto con el padre Bulmez las personas lo pueden hacer a través de la cuenta de Twitter: @ricardobulmez o en la página de internet www.grupocrece.net.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios