24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Ponen 'Play' a los derechos infantiles

Mediante la danza postmoderna, bailarinas de Yucatán crean conciencia sobre lo que el mundo le ha robado a la población infantil.

Play es una obra que habla sobre los principales derechos que han perdido los niños: jugar y ser felices. (Notimex)
Play es una obra que habla sobre los principales derechos que han perdido los niños: jugar y ser felices. (Notimex)
Compartir en Facebook Ponen 'Play' a los derechos infantilesCompartir en Twiiter Ponen 'Play' a los derechos infantiles

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Bajo el nombre de “Play”, cinco niñas de entre 10 y 13 años emplearán la danza postmoderna para hacer conciencia en el espectador sobre la necesidad de respetar los derechos de niñas y niños, en especial a jugar y ser felices.

A través de la dirección del prestigiado coreógrafo Cristóbal Ocaña Dorantes, las bailarinas Ana Paola Cimé Góngora, María de los Ángeles Ocaña Dorantes, Soledad Rodríguez Ayala, Laura Elisa Andrade Castro y María José Miranda May elevan con virtuosos movimientos corporales su llamado a favor de la infancia.

Delegado en el sureste del Comité Mexicano de Danza del Instituto Internacional del Teatro (ITI-UNESCO), Ocaña Dorantes destacó que “Play es una obra que habla sobre este principios del derecho de los niños que se les ha robado, que se les ha quitado”.

“Muchos niños en el mundo están trabajando, están cantando en la calle, están vendiendo comida y otro tipo de cosas, en vez de tener el derecho principal que es el derecho al juego, a la libertad, al amor, a una familia, a un nombre, a una nacionalidad”, mencionó.

Para el coreógrafo fundador de la Compañía Umbral Danza Contemporánea, “hablar sobre los derechos de las niñas y los niños reconstruye la posibilidad de que en el mundo nuevamente tengan un camino hacia lo que ellos demandan para sus iguales: la libertad y la plenitud”.

“Es un espectáculo en que además de la danza posmoderna, nos apoyamos mucho en el recurso tecnológico, lo que nos permite ofrecer una visión tridimensional al espectador de imágenes que nos hablan del holocausto irracional que existe en todo el mundo contra los niños”, mencionó.

Experiencia en Crisal

“Play” surge de la experiencia de Cristóbal Ocaña con su trabajo altruista en el refugio “Casa Crisal”, un centro de ayuda para niñas de tres a 15 años que han sufrido violación sexual.

“"Es un espacio donde me han permitido estos cinco años de existencia del refugio, sensibilizarme y tener esta posibilidad de que mi producto artístico realmente tenga utilidad”, dijo.

Es también, abundó, una idea que surge porque por más leyes, por más protecciones, por más legislaciones que existan, “nuestra irracionalidad sigue estando presente, violencia que incluso se puede ver en las puertas de los colegios a la hora de entrada o salida”.

Por su parte, Laura Andrade Castro -quien junto con sus compañeras estudia danza clásica en el Centro Estatal de Bellas Artes- dijo que este montaje es una oportunidad para salir de la zona de confort y experimentar con la posmodernidad dancística, que ofrece mucha libertad en el discurso.

En tanto, María José Miranda May opinó que este espectáculo le ofrece una oportunidad para contar con este espacio de expresión en el que “podemos hablar de la falta de libertad que tienen muchos niños, que tienen que trabajar en vez de ir a la escuela o divertirse”.

(Con información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios