24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Una 'guerrera' detrás de las cámaras de vigilancia de la Umipol

Fátima González Moo está en silla de ruedas y de cuidar niños ahora trabaja para la SSP. Padece hidrocefalia y osteogénesis imperfecta.

La agente Fátima Guadalupe, en su puesto de videovigilancia de la SSP. (Milenio Novedades)
La agente Fátima Guadalupe, en su puesto de videovigilancia de la SSP. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Una 'guerrera' detrás de las cámaras de vigilancia de la UmipolCompartir en Twiiter Una 'guerrera' detrás de las cámaras de vigilancia de la Umipol

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Para Fátima Guadalupe González Moo, policía tercero y una de las operadoras de las cámaras de video-vigilancia de la Unidad de Monitoreo e Inteligencia Policial (Umipol) de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), fue un sueño estar en el puesto que ahora ocupa.

“Es un reto y aquí estoy dando lo mejor de mí”, expresó la agente González Moo, a cinco meses de haber ingresado a la corporación.

Fátima relató que conseguir ese trabajo fue lo mejor que le pudo haber pasado. “Tuve suerte”, señaló con una sonrisa en los labios. 

Recordó que su madre la llevaba a terapia al Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, donde se enteró que apoyaban a las personas para que tengan un empleo.

Explicó que en el DIF le realizaron pruebas físicas y psicológicas, y la enviaron a la Umipol para que únicamente se capacitara.

Sin embargo, dado el desempeño que mostró durante el aprendizaje fue contratada. “Era algo que no me esperaba”, agregó.

La oficial Fátima Guadalupe tiene 25 años de edad, nació con hidrocefalia y osteogénesis imperfecta, es decir, con “huesos de cristal”.

Su vida no es fácil en una familia de bajos recursos que vive en la colonia Emiliano Zapata Sur II.

Antes de ingresar a la SSP, por falta de un trabajo se ganaba la vida cuidando a los hijos de sus vecinas, pero el sueldo no era suficiente para sus necesidades.

"Con mi primera y segunda quincena pagué todas mis deudas, ahora  ayudo en los gastos de la casa y hasta ahorro", finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios