25 de Septiembre de 2018

Opinión

Acomoda la razón en torno al corazón

Muchas veces hemos escuchado frases que ni entendemos el significado, pero los años no pasan en balde...

Compartir en Facebook Acomoda la razón en torno al corazón Compartir en Twiiter Acomoda la razón en torno al corazón

Muchas veces hemos escuchado frases que ni entendemos el significado, pero los años no pasan en balde, y llega el día en que decimos: nos caen los veintes, y entendemos el significado o el por qué de tantas cosas, lo que podemos entender por experiencia o madurez, no necesariamente las malas experiencias nos tienen que hacer recapacitar en las cosas que hacemos mal, aunque por lo general puede ser que así sea.

Nadie experimenta en cabeza ajena y, en lo personal, me parece excelente que cada quien viva su propia experiencia, pero aunque sea así, no está de más que escuchemos algún consejo, pero es muy importante tener conectada la razón al corazón, puede ser que las demás personas nos fallen, o que un proyecto no salga como lo esperamos, pero el poner el corazón hará que tu experiencia no sea amarga, sino al contrario, que te obligue a repetirla, agregando o cambiando alguna decisión.

La satisfacción de tomar tus propias decisiones, acompañadas de lo que te diga tu corazón, son las que te hacen perseverar en tus sueños.

Como te decía al principio, a veces no entendemos frases, o no entendemos por qué pasan ciertas cosas, tu propia madurez te hará entenderlas, te hará perseverar o aceptar y cambiar de decisión, y ten la libertad de cambiar de opinión cuantas veces lo consideres necesario.

Cambia de camino, si por el que vas consideras que no te está llevando a tus metas; hay alguien que te conoce tal cual, en lo más íntimo de tus pensamientos, el que se asombra o ríe de tus locuras, el que acepta que digas: no, bueno si, bueno no, cuantas veces sea necesario, y esa persona eres tú mismo, a ti no te puedes engañar, tú sabes perfectamente que estás haciendo bien, o que estás haciendo mal, y el motivo por el cual es así.

Has escuchado esa frase que dice: "A las palabras se las lleva el viento"?, hoy mismo pensaba en esa frase y la entendía como siempre todo mundo la entiende, que de nada sirve hablar porque tus palabras se van con el viento y se pierden; pero y que tal si yo le doy el significado que yo entiendo, ¿está mal? ¿Has alguna vez gritado en contra del viento?

Por ejemplo, si delante de ti hay una persona a la que le quieras hablar, pero el viento está dando también de frente a ti, aunque grites no te escucha, porque efectivamente el viento se está llevando tus palabras; pero que tal si te volteas y la otra persona también, aunque hables en voz baja te escucha, el viento lleva tus palabras y las recibe quien las tiene que recibir, y si te escuchó esas palabras no se van, ahí se quedan, así que sólo es cuestión de buscar tu ubicación para que las cosas que vienen en contra las acomodes a tu favor.

Las frases no siempre significan lo mismo para todos, así como las situaciones no nos acomodan o nos afectan igual, crea tu propia experiencia, saca tus propias conclusiones pero, sobre todo, no tengas miedo de ser tú, de pensar por ti, de ser libre en una libertad que te haga ser feliz, acomoda la razón en torno al corazón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios