13 de Diciembre de 2018

Opinión

Adolescencia: entre hermoso y bonito

Los muchachos de 'Taankelem Tuukul' están por estrenar en Muchucuxcah, municipio de Chankom, una práctica escénica del Teatro Foro.

Compartir en Facebook Adolescencia: entre hermoso y bonitoCompartir en Twiiter Adolescencia: entre hermoso y bonito

Ser joven y no ser revolucionario es un contradicción hasta biológica.- Salvador Allende

El Circuito Sacbé abrigó este fin de semana en Tapanco Centro Cultural la puesta en escena  En qué estabas [email protected]?, «una divertida historia sobre los miedos y retos a los que se enfrentan los adolescentes», escrita y dirigida por Saúl Enríquez, en la que Christian Lara (Toto), Elianne de la Peña (Laika), Carlos Oropeza (Albert) y Sabina Romo (todos los adultos), con la complicidad de Jetzi Candiani (Espíritu Melodramático), Armando García (Dirección musical) y Yunuhem Estrada (Producción), hicieron un despliegue de recursos actorales tan vitales como honestos con una precisión y un oficio envidiables.

La emoción y el agradecimiento para con el trabajo de Nunca Merlot Teatro me lleva a pensar en las y los muchachos de «Taankelem Tuukul», quienes están por estrenar en Muchucuxcah, municipio de Chankom, una práctica escénica  de Teatro Foro intitulada Una historia nuestra como parte de su titánica labor: acercarse a otras y otros adolescentes y jóvenes mayas como ellas y ellos para que ese pensamiento joven y la palabra con que se expresa vayan siendo escuchados por las y los adultos. ¡Qué ganas de que ambos trabajos se encontraran y dialogaran!

Hace muchos años, los invitados del programa de televisión Sopa de Letras conducido por Jorge Saldaña discurrían sobre el significado de la palabra «adolescente» y señalaban que era un error pensar en los muchachos que han dejado de ser niños y aún no son jóvenes sólo como aquellos que adolecen de algo; es decir: que les falta algo.

Yo era entonces uno de esos muchachos y la puesta en tela de juicio de una idea con la que los adultos acostumbraban señalarnos a mí y a mis pares para descalificarnos me pareció más que plausible porque, bien mirado, a todos, independientemente de nuestra edad, nos falta algo.

Si de nociones y etiquetas se trata, prefiero pensar la adolescencia desde el epígrafe de Salvador Allende con que comienzo esta nota y a partir de la diferencia que, según la abuela de Toto, hay entre lo hermoso y lo bonito: lo hermoso es hacer algo bello sin buscar un bien personal.

Y, En qué estabas [email protected]? y «Taankelem Tuukul» son, justamente, ejemplos vivos que marcan dicha diferencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios