22 de Septiembre de 2018

Opinión

Entrenar fuerte sí, pero con conciencia

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Entrenar fuerte sí, pero con concienciaCompartir en Twiiter Entrenar fuerte sí, pero con conciencia

A petición de los padres de familia, en esta ocasión hablaremos de qué tan importante es entrenar fuerte, lo que significa, hasta dónde se debe llegar y por qué es fundamental entrenar fuerte, pero siempre de manera profesional para evitar lastimar a los alumnos y compañeros de clase.
A lo largo de décadas, viajando e investigando sobre artes marciales observé como se utilizaba la fuerza excesiva en la técnica muchas veces, teniendo como consecuencia la aparición de lesiones y la salida masiva de los alumnos.

Incluso, en algunos de mis viajes, platicando con diversas personas que durante mucho tiempo entrenaron diferentes artes marciales, comentaban que sufrieron lesiones en hombros, cuello, nariz, costillas, sufrieron luxaciones e incluso fracturas debido al exceso de contacto en los combates y llaves, siendo lo más curioso que nunca tuvieron que usar sus conocimientos en un asalto o en pelea callejera, sin embargo tenían más lesiones de las que pudiesen sufrir en un atraco.

Ahora bien, tampoco se trata de hacer todo suave, pero sí con control, un ejemplo de esta dualidad fuerza-dureza está en la práctica del karate shotokan, en tiempos de su fundador Gichin Funakoshi, en la cual detenían los golpes a centímetros del oponente pero golpeaban con potencia los makiwaras, rompiendo tablas, tejas y ladrillos para probar la eficacia de su técnica sin lastimar a otro ser humano. En el muay thai, en el cual el contacto es completo, si lo entrenan de manera correcta suele ser más fácil lesionarse jugando al futbol, que practicando este poderoso arte marcial. De ahí la importancia de entrenar con el cuidado y conciencia, además de cultivar en los alumnos la espiritualidad, valores y el respeto por la vida.

El maestro no lastima, enseña, trasmite conocimientos sustentados en la realidad pero nunca poniendo en peligro a sus alumnos, hay riesgos al entrenar sí, como los hay en todo deporte de contacto, pero ante todo se antepone la integridad humana. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios