18 de Septiembre de 2018

Opinión

Yucatán y su crecimiento

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Yucatán y su crecimientoCompartir en Twiiter Yucatán y su crecimiento

Al hablar del desarrollo de una región es importante definir qué entendemos como tal, ya que en el pasado el concepto desarrollo se refería casi exclusivamente al aspecto económico, al que hoy día se ha adicionado la evolución de la condición social, convirtiéndose en desarrollo socioeconómico; pero ahora, al hablar de este tema, tenemos necesariamente que incorporar la variable ambiental, lo que pocos entienden, en el marco del desarrollo sostenible.

Pero, ¿qué debemos entender por desarrollo?: lo cierto es que no podemos pensar en desarrollo si este proceso no va de la mano con la satisfacción de las auténticas y justas demandas de la población, en un marco de uso racional y sostenible de los recursos naturales, demandas sociales que tienen componentes como la salud, la cultura y los derechos humanos.

En la economía globalizada de hoy día, en la que estamos inevitablemente insertos, el elemento determinante de la viabilidad de la inversión en el desarrollo es lograr el máximo rendimiento financiero, reduciendo, en la medida de lo posible, los costos de ejecución, lo que en muchas ocasiones se obtiene disminuyendo los costos de mano de obra, condición que en nuestra región, en Yucatán, determina uno de los menores niveles de ingreso de todo el país.

El desarrollo justo para todos, así lo señala el concepto integral del desarrollo sostenible, es aquel que tiene como eje u objetivo básico la utilización racional de los recursos naturales en la satisfacción de las necesidades de toda la población, sin afectar, y en lo posible mejorando, la calidad de vida actual y la de las futuras generaciones.

En el caso de Yucatán la concentración de la población y la actividad económica en Mérida y su zona metropolitana y la dispersión del resto de los habitantes en cientos de pequeñas comunidades, en ocasiones muy pequeñas y remotas, causa un impacto en el nivel de marginación y el desarrollo humano. El ingreso familiar promedio en estas pequeñas comunidades es menor que los cien pesos diarios, con altos índices de analfabetismo, situación que se ve agravada por la pulverización de la población en estos pequeños asentamientos; el compromiso debe ser acercarlos al desarrollo integral y los servicios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios