17 de Noviembre de 2018

Opinión

Inseguridad alimentaria

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Inseguridad alimentariaCompartir en Twiiter Inseguridad alimentaria

El Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define la Seguridad Alimentaria como una condición en la que “todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a alimentos suficientes, seguros, nutritivos, que les permitan llevar una vida sana y activa”; esta aseveración está suscrita por nuestro país en la Declaración Universal de los Derechos Humanos –artículo 25- y en el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Con esto el Estado se compromete a garantizar que todo mexicano no sólo no padezca hambre, sino que pueda satisfacer esta necesidad de un modo que sea estable, asequible, sostenible y social y culturalmente aceptable.

De acuerdo con el Coneval, el 39.7% de los mexicanos vive con algún tipo de inseguridad alimentaria; es decir, en algunos momentos no cuenta con variedad de alimentos, se salta comidas por no poder comprarlas, se queda sin comer o se va a dormir con hambre; esto último es desgarrador, ya que en esta situación se encuentra al menos el 8% de los mexicanos. ¿De qué sirve un avión presidencial de máxima tecnología si el Estado es incapaz de garantizar uno de los derechos humanos vitales como lo es la alimentación?

¿Pero qué dicen nuestros candidatos presidenciales al respecto? Poco, muy poco; de los ahora cinco candidatos sólo dos se han pronunciado en torno a la seguridad alimentaria; por un lado, José Antonio Meade estableció un “Pacto por el campo” y dijo que ahora sí (sic) se va a incentivar a las personas que se dedican a la producción de alimentos, que se les garantizará una mejor calidad de vida para que no abandonen tan importante oficio, esto a través de una reforma estructurada a la Sagarpa y a la Sedatu. En la oposición, Andrés Manuel López Obrador dijo que su prioridad es fortalecer la producción de los bienes básicos al punto de dejar de importarlos y establecer precios de garantía para dichos productos; de esta forma lograr la autosuficiencia y proteger a los productores. Los demás candidatos no se han referido al tema de la Seguridad Alimentaria.

Con lo descrito, queda claro que falta mucho conocimiento sobre la inseguridad alimentaria, ya que los candidatos obvian el hecho de que no sólo se requiere disponibilidad de los productos –mayor producción-, sino acceso a los mismos; en otras palabras, que las y los mexicanos tengan el dinero suficiente en sus bolsillos para poder comprar cualquier alimento que les genere un beneficio nutricional en el momento que lo deseen. De no lograrse esto, poco importarán los apoyos al campo o los discursos, y los 24 millones de personas viviendo en carencia alimentaria que tenemos actualmente en nuestro país no dejarán de aumentar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios