20 de Noviembre de 2018

Opinión

El debate y otros temas

El poder de la pluma

Compartir en Facebook El debate y otros temasCompartir en Twiiter El debate y otros temas

Inexactitudes en las denuncias, tanto como en la descarga de ellas por los señalados, y sonrisas en las que nadie cree. Un formato que no permitió la confrontación puntual con el derecho de réplica que permita llevar cada señalamiento hasta el mayor esclarecimiento posible. Eso, me parece, fue el debate de los candidatos al Gobierno del Estado.

No estaban en la agenda temas medulares y, en los que estaban, no hubo habilidad de los conductores para ajustar a los candidatos a respuestas claras.

Espero que en el próximo debate incluyan temas del tercer sector, grupos vulnerables y conservación del medio ambiente como si no se hubieran tocado en este debate. A los especialistas no debe tomárseles como todólogos y sí permitírseles la asesoría de conocedores en los temas para estructurar las preguntas.

El debate pasó sin pena ni gloria, pero me enteré, a decir de nuestro admirado amigo Alberto Loría Trejo, que Huacho Díaz, ahora elocuente contendiente a la gubernatura del Estado, era en sus mocedades brillante declamador de poesía española.

Entre otras cosas, me gustaría debatir con nuestra oficina de derechos humanos, que brilló por su ausencia en el caso del velador que, estando en terrenos donde cumplía su trabajo, disparó contra su agresor que lo atacó con una coa. Lo acusan de homicidio cometido en exceso de legítima defensa y lo encierran preventivamente como si fuera un delincuente y no lo es.

A los verdaderos delincuentes sólo les solicitan cortésmente el pasaporte. Le pudieron decomisar sus alpargatas. Creo que aquí el juez está actuando sí con exceso de rigor. Esta administración, del partido que sea, no está en posición para cometer excesos, solamente porque se trata de un hombre humilde y seguramente de escasos recursos.

Es precisamente la oficina de derechos humanos la que debe inconformarse inmediatamente cuando se dan estos abusos de la autoridad, sin más trámites, y hacer valer su gestoría en defensa de la ciudadanía, especialmente de los más humildes y necesitados de su presencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios