11 de Diciembre de 2018

Opinión

Oztotéotl y el Cristo de Chalma (1)

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Oztotéotl y el Cristo de Chalma (1)Compartir en Twiiter Oztotéotl y el Cristo de Chalma (1)

Ismael Arturo Montero García explica en su obra cómo algunas cuevas sirvieron a los indígenas para la adoración de sus dioses y cómo éstos fueron sustituidos por las deidades católicas. Él especifica el caso de Oztotéotl u Oztéotl, dios de la cueva en Chalma, Estado de México.
En tiempos prehispánicos, a este sitio acudía mucha gente en peregrinación desde provincias lejanas. Los frailes agustinos llegaron en 1537 a Chalma para promover la religión cristiana.

Tuvieron éxito con una parte de la población, pero otra parte siguió fiel a sus antiguas creencias y se retiró a la cueva donde se encontraba un ídolo al que le sacrificaban niños y animales. Le ofrendaban sus corazones, sangre e incienso. Los agustinos pensaron que para cambiar el estado de idolatría, se necesitaba un milagro que impactase a estos nativos de la etnia otomí.

En 1540, cerca de la Pascua de Pentecostés, el 29 de mayo, dos frailes, acompañados por algunos indígenas evangelizados, fueron a la cueva cargando una gran cruz de madera. Para su sorpresa, encontraron que el ídolo se hallaba totalmente destruido. Sobre sus pedazos se erguía una imagen de Cristo con dimensiones humanas. El piso de la cueva estaba cubierto de flores. La noticia se supo en Ocuilán y Malinalco. Ese mismo día se celebró la primera misa en el lugar.

En 1623, llegó a Chalma un ermitaño agustino, de nombre Bartolomé Hernández Torres, quien se recluyó en la citada cueva, posiblemente siguiendo el ejemplo de los primeros cristianos en Europa, el norte de África y Medio Oriente. Fue él quien promovió el culto al Cristo de Chalma hasta su muerte, en 1658.

Montero menciona que la sustitución de una deidad prehispánica por otra católica se dio en muchas partes del país. Por ejemplo, la deidad Tonantzin o Cihuacóatl fue sustituida por las vírgenes católicas en los santuarios del Tepeyac y Los Remedios, en la cuenca de México.
En Chalma fue un tanto diferente (Continuará)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios