23 de Septiembre de 2018

Opinión

Enemigos del pueblo

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Enemigos del puebloCompartir en Twiiter Enemigos del pueblo

Independientemente de que con los sibilinos mensajes de Mr. Trump es difícil descifrar sus verdaderas intenciones, el hecho de que haya declarado que hay avances importantes en la renegociación del TLC con México y que está a punto de concluir resulta un buen síntoma, salvo que hubieran sido proferidos con la única intención de incrementar la presión sobre Canadá. No obstante, se sabe que le conviene que los acuerdos se firmen antes de que se intensifique la campaña electoral de medio término en Estados Unidos.

Una campaña que ofrece ser muy competida, como demuestra el frente que han integrado los medios de comunicación norteamericanos para defenderse de los embates del Ejecutivo republicano, que no ha dudado en calificarlos, con un lenguaje sacado de la Revolución Francesa, como enemigos del pueblo.

Afinar proyectos. El buen ambiente y la gran expectativa que se generó entre la sociedad como consecuencia del triunfo de AMLO le ha permitido continuar estableciendo la agenda pública y someter a la discusión sus principales proyectos, lo que, sin duda, le permitirá ajustarlos y perfeccionarlos; en otras palabras, aterrizarlos. Hasta el momento, contra lo que señalaban sus detractores, ha demostrado su apertura total hacia la opinión de los diversos sectores de la sociedad, cuando asumen posiciones racionales, como demostró al incluir en el proyecto del Tren Maya los estados de Campeche y Yucatán.

Lo que resulta justificado, toda vez que de esta manera se aprovecharán no sólo los derechos de vía sino también los tramos ya construidos y funcionales Chiapas-Campeche, Campeche-Mérida y Mérida-Valladolid, ya que reducirá los costos resultantes de duplicar la extensión de lo que ahora se podrá llamar, con toda propiedad, Circuito Maya.

Quienes objetan el proyecto no presentan otro argumento que su preferencia porque la inversión federal se destine preponderantemente a la zona centro o norte del país, como ha sucedido históricamente.

Voceros oficiosos. La actitud del gobernador electo, Mauricio Vila, que parece seguir aquello de que: “calladito…”, al continuar sin dar indicio de qué prepara para la transición, absteniéndose de hablar de sus proyectos y su gabinete, propicia que su lugar haya sido usurpado por agrupaciones de comerciantes, empresarios y patrones que muestran mayor preocupación que él por el nombramiento de sus futuros funcionarios, de manera que ya le han hecho varias “sugerencias”.

Salvo aclaración en contra, el de Vila corre el riesgo de ser un gobierno para los empresarios, que intentarán cobrarle los apoyos que le dieron en su campaña, pues con su inacción ha permitido que se asuman como sus voceros oficiosos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios