20 de Noviembre de 2018

Opinión

El arrollador triunfo del PRI

Si bien es cierto que en proceso electoral del domingo 7 próximo pasado, el PRI recuperó la hegemonía en el estado, también es cierto que hay que considerar que aproximadamente un setenta por ciento de electorado no sufragó.

Compartir en Facebook El arrollador triunfo del PRICompartir en Twiiter El arrollador triunfo del PRI

Si bien es cierto que en proceso electoral del domingo 7 próximo pasado, el PRI recuperó la hegemonía en el estado, también es cierto que hay que considerar que aproximadamente un setenta por ciento de electorado no sufragó, lo cual nos da varias lecturas:

1.- La ciudadanía no cree en la limpieza de las elecciones, y que por ende su voto de nada o de poco sirve cuando de elegir a nuestros gobernantes se refiere, pues la compra de conciencias esta ya tan prostituida que el sufragar por conciencia cívica o como un deber ciudadano, no es más que una pérdida de tiempo, ya que finalmente las negociaciones cupulares deciden quien o quienes gobernaran  en sus respectivas demarcaciones.

2.- Los partidos políticos adversarios al PRI, han caído en ese mismo esquema que tradicionalmente y por inercia criticaban como lo son: descalificaciones, venta de candidaturas, importación de candidatos de otros partidos, concertasesión con los grupos de poder, compadrazgos y amiguismos, amnesia política, compromisos políticos. En fin, todo lo que hace que el ciudadano común lejos de tener confianza en la tan decantada “democracia”, prefiere no votar con el consabido pretexto de que siempre sucede lo mismo.

3.- La aparición de candidatos que nadie conoce y muchos de ellos nada representan, es otra de las razones por las que el abstencionismo sea cada vez más elevado, fenómeno que finalmente beneficia al PRI, pues a decir verdad como se va a votar por alguien a quien de la noche a la mañana se le premio con una candidatura, misma que en lo personal le resolverá su situación económica, mientras que muchos que han esperado pacientemente ser tomados en cuenta, tendrán, como decimos los mexicanos, esperar para la próxima.

4.- Ese fenómeno tradicional de que siempre es lo mismo cuando de gobernar se trata, es algo que la ciudadanía castiga severamente al no votar, y es que no es para menos ya que al pedir el voto la cara y las acciones de los candidatos es totalmente diferente a la que muestran una vez que ya lograron el objetivo de sentarse en la silla, y entonces el cónclave político se encerrará en el tradicional bunker de las prácticas y negocios oscuros, acción que lo que hace es alejar a la autoridad de la ciudadanía, misma que a esta alturas de las circunstancias lo único que pide a gritos es vivir en paz y eso para las autoridades quizá sea pedir demasiado.

Argumentos existen muchos, tantos como los partidos políticos que en cada elección aparecen y que maman de la ubre del pueblo, así como también candidatos al por docena es más barato que se comprometen a trabajar por la comunidad, mientras que a la hora de la verdad, si te lo dije…No me acuerdo.

Es por eso que echar las campanas al vuelo y creer que la hegemonía del PRI en estas elecciones es porque dicho partido ha recobrado la confianza del electorado, no es más que engañarse a sí mismos en la espera del proceso que ser el de elegir gobernador del estado, ya que la elección que le dio al tricolor y sus partidos rémoras la representación casi total en el congreso estatal y gobernar el total de los municipios de la entidad, debe tomarse como lo que es, un apenas casi treinta por ciento del electorado que sufrago, y que por lo tanto no representa la voluntad de las mayorías, situación que seguramente no se dará cuando de elegir gobernador se trate, pues a decir verdad y seguramente la historia será totalmente diferente y si no…Tiempo al tiempo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios