21 de Noviembre de 2018

Opinión

El consuelo del perdedor

Históricamente, los perdedores en la diferentes contiendas electorales o procesos internos de sus partidos, se consuelan con el pretexto de que la mayoría no voto por el triunfador...

Compartir en Facebook El consuelo del perdedorCompartir en Twiiter El consuelo del perdedor

Históricamente, los perdedores en la diferentes contiendas electorales o procesos internos de sus partidos, se consuelan con el pretexto de que la mayoría no voto por el triunfador, y que esa mayoría simpatiza con su proyecto político, consuelo que, le quieren vender a sus allegados prometiéndoles una serie de aberraciones, con las únicas intenciones de lanzarlos a las calles a gritar y reclamar, pretendiendo con esta actitud generar miedo, situación que en realidad a nada conduce y mucho menos a nadie convence, ya que a decir verdad, todo aquel perdedor debería de entender que como reza el refrán en el argot político...Perdedores a su casa.

En dicha actitud desesperada, podríamos señalar varios personajes que figuran en la geografía política, pero por sus características, y por su actitud, veamos el caso de la ex candidata a la presidencia municipal de Isla Mujeres Alicia Ricalde Magaña que valiéndose de todo lo que tenía en ese momento a su alcance, incluido el apoyo de su hermano edil de Benito Juárez, pretendió gobernar por segunda ocasión su municipio con un firme propósito más que el de hacer un buen gobierno, el de cobrarse las ingratitudes y traiciones de las que fue víctima, según ella, después de que terminó su período al frente del gobierno municipal.

Alicia Ricalde Magaña confundió el quehacer político con un revanchismo a ultranza hacia los que no han comulgado con ella y mucho menos con sus "ideales", situación que a la postre le costó no sólo el perder en las selecciones la posibilidad de convertirse por segunda ocasión en alcaldesa Isleña, sino también el descrédito y el rechazo de quienes sin deberla ni temerla, fueron víctimas de Alicia Ricalde, cuando fungió como presidenta municipal.

Sin embargo la ex edil, pretendiendo convencer a algunos de que era ella la que podía transformar las cosas para bienestar de sus coterráneos, subió al camión de sus proyectos a varios paisanos suyos, mismos que a decir verdad no estaban del todo convencidos con su nueva incursión como candidata pero que tampoco estaban involucrados en el proyecto de Agapito Magaña Sánchez, o sea que, ni eran de aquí, ni eran de acá y que al final de cuentas se quedaron como al principio...

Mirando para todos lados porque después de lanzarlos a la calle a protestar por el según la ex candidata un proceso manipulado por el gobierno estatal, finalmente ella se refugia en su curul como diputada, mientras que los que se desgañitaron y la defendieron a capa y espada, tendrán ahora que esperar a que su jefa política se sume a un nuevo proyecto que los considere, cosa que para ser honestos difícilmente se dará, al menos en los próximos tres años, originando como consecuencia, y como resultante de la obviedad, Alicia Ricalde Magaña seguirá cobrando su jugoso sueldo de diputada, mientras que sus caravaneros, correligionarios y seguidores quizá estén a la espera de ser tomados en cuenta por la nueva administración municipal, ya que de no ser así, la otrora presidenta municipal seguramente se olvidará de los que creyendo en ella trabajaron por su proyecto, quedando en el abandono total pues ella ha asegurado su futuro económico, mientras que los que pidieron el voto para ella tendrán que remar contra la corriente para sobrevivir en una actitud por demás lógica de la política servil y rastrera que a algunos beneficia, y a la gran mayoría la deja esperando a que por consideración sean tomados en cuenta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios