13 de Diciembre de 2018

Opinión

El diario festejo de la violencia contra las mujeres

El ansia de poder, de subordinar, de amedrentar, alimentado por la frustración, el alcoholismo y la drogadicción...

Compartir en Facebook El diario festejo de la violencia contra las mujeresCompartir en Twiiter El diario festejo de la violencia contra las mujeres

El ansia de poder, de subordinar, de amedrentar, alimentado por la frustración, el alcoholismo y la drogadicción, el hartazgo o el simple mal humor, son disparadores que se traducen en violencia. El más fuerte intenta dominar por el método más añejo que ha inventado la humanidad. Y pese a los avances que se han logrado para las mujeres en muchos otros campos, parecería que la dimensión privada sigue siendo un terreno minado para muchas. Precisamente porque la violencia transcurre en la intimidad, apartada del escrutinio público, en la opacidad, la vulnerabilidad de las mujeres se incrementa.

Por ello, lo primero que hay que subrayar es que el espacio privado no puede ser la excusa para que en él se cometan prácticas delictivas. Porque eso es la violencia doméstica: un delito que se encuentra tipificado y al que hay que tratar como tal, pero en México no ha sido así.

Quintana Roo ocupa el primer lugar nacional en violencia contra las mujeres, con una incidencia de 34 casos de violación denunciados por cada 100 mil habitantes, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, afirmó la doctora Mónica Franco Muñoz, durante una conferencia ofrecida en la capital del estado. Destacó que en 2011, México también fue considerado como primer lugar a nivel mundial en violencia contra las mujeres, con 15 mil 746 casos de violaciones denunciadas. 

Según el reporte sobre incidencia delictiva 2013, Quintana Roo, con un millón 325 mil 578 habitantes según el Censo de Población y Vivienda 2010, registra 401 casos de violaciones de enero a octubre.

En 2012 la cifra fue de 446, en tanto en 2011 se registraron 455 incidentes de violencia, amén de la cifra negra. En la zona norte de Quintana Roo tres de cada 10 mujeres están en peligro de muerte a causa de la “violencia extrema” de género que padecen, de acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM).

La delegada Mildred Ávila Vera refirió que a diario llegan a las instalaciones de la delegación del IQM en Cancún de tres a cinco mujeres, quienes buscan algún tipo de ayuda, debido a que padecen violencia física o psicológica. 

La directora del Observatorio de Violencia de Género en Benito Juárez, Celina Izquierdo Sánchez, consideró que la violencia familiar se origina también por una falta de acción de las autoridades. “A pesar de ver a la víctima violentada, actúan hasta la denuncia formal ante el Ministerio Público, lo cual puede ser considerado como una violación a los derechos humanos de las mujeres”, dijo. 

“La violencia contra las mujeres más extendida es aquella que ocurre en el ámbito de las relaciones más cercanas, como la de pareja; por ende, el principal agresor es o ha sido el actual o último esposo, la pareja o el novio”. De esa manera lo que debía –idílicamente– ser un refugio contra la adversidad y los malos tratos se convierte en un pequeño infierno familiar, que conjuga al mismo tiempo valores y antivalores. Algunos gramos de protección, manutención, quizá afecto y hasta cariño, combinados con insultos, golpes, malos tratos, humillaciones, ultrajes.

Un cerco que degrada la vida y la convivencia y que produce víctimas a las que les resulta muy difícil trascender ese laberinto inclemente.

Lo más triste es que las mujeres, organizaciones e instituciones sabemos dónde está el quiebre, donde debemos trabajar para prevenir la violencia contra las mujeres; desde las escuelas por medio de educación para que se intente reducir esta deleznable situación para las mujeres y socializar la idea de que la violencia contra las mujeres no solo es repugnante sino punible en términos penales. Tampoco se ven campañas para animar a las mujeres a denunciar y a las autoridades (ministerios públicos y jueces) a responder con prontitud y eficacia cada vez que se presente un caso y no solo dar las cifras cada 25 de noviembre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios