15 de Noviembre de 2018

Opinión

El legado juarista

La vida de Juárez representa para cualquier mexicano una historia de éxito, de lucha, pero sobre todo un ejemplo de superación que nos muestra el México de las oportunidades.

Compartir en Facebook El legado juaristaCompartir en Twiiter El legado juarista

Hace unos días celebramos un aniversario más del natalicio de Benito Juárez, seguramente lo primero que se nos viene a la mente es el día que marca el inicio de la Primavera y el descenso de Kukulcán en Chichén Itzá y pocas veces reflexionamos sobre el legado juarista. 

Y digo legado porque, independientemente de la actividad a que nos dediquemos, ya sea en el hogar, empresa o comercio, sin duda los ideales juaristas representan para nosotros uno de los valores nacionales más importantes.

La vida de Juárez representa para cualquier mexicano una historia de éxito, de lucha, pero sobre todo un ejemplo de superación que nos muestra el México de las oportunidades; la historia de Benito Juárez  no es ajena a la vida de miles y miles de mexicanos, quienes desde su parcela, escuela, o comercio salen adelante día a día con optimismo, pese a las adversidades.

Juárez  fue criado por sus abuelos y con arduo trabajo de campo se abrió paso en la ciudad con el fin de superarse y obtener un título, mismo que le permitiría generarse oportunidades de crecimiento y ser partícipe de las grandes decisiones de México. 

Ese Juárez decidido, con paso firme y claro en su objetivo, es el mismo que vive en cada uno de nosotros; el Juárez convencido de  crecer y  salir adelante, de ser partícipe en las decisiones de nuestro alrededor es el que nos define como mexicanos y yucatecos.

Lo más grande de Juárez ha sido una educación laica y gratuita, de oportunidad para todos, sin distingo de clases sociales y credos, una educación que nos ha permitido formarnos como hombres y mujeres libres de acción y pensamiento.

La gran visión de Juárez permitió en nuestro país el establecimiento de normas jurídicas y sociales, las cuales forman la esencia  del sistema mexicano y a pesar de que reconocemos esa gran labor, lo que más honra a su persona es el ejemplo intachable en la búsqueda de la justicia y legalidad, valor que debemos de seguir hoy y siempre.

Es por ello que a siglo y medio de distancia los ideales y principios del Benemérito de las Américas  seguirán vigentes hasta lograr una sociedad más justa, más unida y de grandes oportunidades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios