15 de Noviembre de 2018

Opinión

El limón, oportunidad para Yucatán

El aumento histórico del precio de limón tiene un significado especial para nuestra tierra, toda vez que el consumo de este cítrico es de gran valor para la cocina yucateca.

Compartir en Facebook El limón, oportunidad para YucatánCompartir en Twiiter El limón, oportunidad para Yucatán

Sin duda el aumento en los precios de  productos de la canasta básica repercute  en todos los sectores del Estado, que van desde los hogares, hasta cocinas económicas y restaurantes.

El aumento histórico del precio de limón tiene un significado especial para nuestra tierra, toda vez que el consumo de este cítrico es de gran valor para la cocina yucateca y más durante la Cuaresma, donde el esfuerzo por conservar nuestras festividades religiosas genera un aumento en el gasto familiar.

Una de las acciones a realizar para evitar mayores daños en el sector alimentario es  la búsqueda de estabilizar los  precios en el mercado, mediante la importación, como sucedió con el huevo, luego de los brotes de gripe aviar.

Ante esta contingencia, es necesario que nuestras autoridades estén alertas con el objeto de evitar los abusos en el precio de este producto, ya que ha alcanzado los 60 pesos el kilo y en los estado del norte hasta 80 pesos. Solamente imaginar que el precio de este producto es mayor que un kilo de carne  realmente alarma.

La tarea es la lucha contra la especulación y evitar la escasez del producto, que genera una demanda inevitable y por consiguiente un aumento sin mesura en el precio. En estos casos, la Profeco puede imponer sanciones que van desde los 440 pesos hasta los tres millones, dependiendo de la situación económica del establecimiento, la intencionalidad y el abuso ocasionado.

Utilizar sustitutos del limón, como vinagre, vino blanco y naranja agria, contribuye  al ahorro familiar  y coadyuva a evitar los abusos.

Es  necesario revisar lo que sucede en el campo, pues Yucatán se ha caracterizado por ser una región productora de cítricos. Revisar los programas de control de plagas, como la del dragón amarillo, y los sistemas de dotación de agua debe ser tarea de aplicación permanente con el fin de verificar si las políticas agropecuarias están dando resultados o no.

Si bien es cierto que la producción del limón en el país no recae directamente en Yucatán, quizás es momento de que nuestro estado se convierta en el principal productor y exportador del cítrico en México; aumentar las 80 mil toneladas que se producen en Yucatán debe ser una prioridad para el campo.

También es momento de que las familias retomen el buen hábito de cultivar hortalizas en los patios, si los tienen, o buscar alternativas como los programas de huertos verticales que dependencias estatales y federales ofrecen como parte de sus programas, y, ¿por qué no?, sembrar un árbol de limón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios