18 de Septiembre de 2018

Opinión

Gabinetazo con historial delictivo

"Dice el jefe que las reglas han cambiado. Que si quieren trabajar, son 20 mil pesos al mes, bajo el agua”...

Compartir en Facebook Gabinetazo con historial delictivoCompartir en Twiiter Gabinetazo con historial delictivo

"Dice el jefe que las reglas han cambiado. Que si quieren trabajar, son 20 mil pesos al mes, bajo el agua”. “Nadie te va a molestar. Puedes hacer los desnudos que quieran, siempre y cuando cumplan con su cuota. La extensión de horarios lo vemos”. “Toda obra causa honorarios. Así es que ya lo saben: flojitos y cooperando”. “El que no transa, no avanza”.

Estas son frases habituales de políticos que oímos casi a diario. Para muchos, la política es el medio que les ha permitido vivir en un nivel que no habrían alcanzado en la iniciativa privada. Y cómo no convertirse en nuevos ricos. Con las comisiones que dejan las obras, la compra a proveedores, y los exorbitantes sueldos.

Este derroche es más insoportable y ofensivo que nunca. Y si pensábamos que esas ilegalidades se terminarían con la llegada de “super chapqui”, estamos más que errados.

Las frases trilladas como: “acabaré con la corrupción”, “tenemos que meter gente joven a la administración”, “incorporaremos a gente valiosa y honesta”, quedarán en slogans de campaña de los embusteros bonachones.

La palabra empeñada quedó embargada, producto de la falta de cumplimiento. Ver el gabinetazo municipal, muestra la podredumbre desde sus entrañas. ¡Incluir en el tronco común a funcionarios con historiales delictivos, no es cualquier cosa”.

Tristemente, vemos más de lo mismo: funcionarios corruptos que están para servirse y no para servir. Sólo hay que soltar nombres al azar, para comprobarlo.

Teresita Quiven, contralora municipal, quien se encargó de maquillar cada uno de los negocios sucios del poder, como los realizados con la empresa Lyrba, perteneciente al corporativo TAGO, son muestras irrebatibles de los contratos que dejaron jugosas ganancias.

La citada empresa, cuyas oficinas centrales se ubican en Paseo del Moral #106, 2... piso, despacho “B” de la Colonia. Jardines del moral en la ciudad de León, Guanajuato, sirvió para adjudicar contratos millonarios en servicios como: acopio de materiales reciclables, administración de residuos, compra-venta de desperdicios reciclables, destrucciones fiscales y archivos confidenciales, recolección, transporte y disposición final de todo tipo de residuos, y asesoría en impacto ambiental y auditorías ambientales.

Teresita Quiven, quien se debería de haber encargado de sancionar los abusos del poder, fungió como asesora para “limpiar y trasparentar” los tramposos negocios del poder que dejaron utilidades millonarias.

Otro de los escándalos en los que se vio inmersa la citada funcionaria, hoy nuevamente nombrada contralora por Eduardo Espinosa Abuxapqui, fue la falta de sanciones por la compra de 68 podadoras y 17 motosierras, facturadas casi al doble de su valor.

Esta compra la realizaron el 25 de agosto del 2008, con la Distribuidora de Herramientas del Carebe S.A. de C.V., bajo la licitación 52059001-011-08.

No hay “borrón y cuenta nueva”. El ayuntamiento capitalino se plaga de funcionarios corruptos y de doble y triple moral. El tronco común de los hombres del primer círculo de confianza de Eduardo Espinosa Abuxapqui ha mostrado el cobre antes de tiempo. No hubo que esperar la noche, para ver su lado tenebroso.

Los hombres del slogan “El valor de lo nuestro”, lo han cambiado y acoplado por “todo lo de valor, es nuestro”.

Tal es el caso del flamante director de catastro pompeyense, Manuel Manzo, sujeto que en el 2010, coludido con autoridades municipales, inflaron facturas para cobrar 14 millones 575 mil 573 pesos, por la construcción de un camino de acceso de la comunidad de Juan Sarabia.

En estricto apego a costos de ese entonces, la citada obra no superaba los 7 millones de pesos.

Con estos antecedentes, los capitalinos muestran hastío de la corrupción, impunidad, abuso, arbitrariedad, cinismo, manipulación, especulación maliciosa, chantaje y la doble moral, con que se ha plagado la administración del “Valor de lo nuestro”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios