19 de Noviembre de 2018

Opinión

Liderazgo

¿Cuál es el verdadero significado de liderazgo? ¿Es acaso el conjunto de habilidades para influenciar a alguien...

Compartir en Facebook LiderazgoCompartir en Twiiter Liderazgo

¿Cuál es el verdadero significado de liderazgo? ¿Es acaso el conjunto de habilidades para influenciar a alguien, para convencerlos de ser guiados por ti? Para mí, el verdadero significado implica convertirte en alguien que tus amigos, familiares e incluso la sociedad admire, alguien que los inspire a mejorarse, a desarrollar sus habilidades para convertirse en mejores ciudadanos, en mejores personas, mejores seres humanos.

Una de las enseñanzas de mi madre fue: “Pon tus metas lo suficientemente altas, para que nunca las pierdas de vista”. Los jóvenes debemos tener la garra de soñar con una mejor nación y hacer de ese sueño una realidad. Los jóvenes somos ese motor de cambio, pero debemos atrevernos a soñar, a perseguir nuestros sueños, a no escuchar a aquellas voces que nos dice: “no se puede”, “estás loco”.

La fuerza de nuestras voces jóvenes va empoderando a esta generación y estamos rompiendo esquemas, por ello cada día exigimos espacios de interacción para nosotros.

Dice Barack Obama: “el cambio no llegará, si esperamos a otra persona o a otra época, el cambio somos nosotros”.

Yo creo en el talento de nosotros los jóvenes, debemos de aprovechar esa capacidad que tenemos. Si de verdad queremos cambiar, mejorar, ver crecer a  México, tenemos que ser un nueva generación educada, consciente, crítica, una generación dinámica, que sepa producir ideas.

Debemos aprovechar el empuje de nuestra juventud, el coraje nacido de una historia que nos ha enseñado a ser fuertes, y a perseguir nuestros ideales, ser una generación que piense en las futuras generaciones, antes que pensar en las próximas elecciones. Siempre criticamos lo que nos parece que está mal, pero lo que tenemos que empezar a hacer es proponer las soluciones. Ya basta de destruir, empecemos a construir. Es muy fácil decir las cosas malas, señalarlas, denunciarlas, eso todo el mundo lo hace; pero ver las cosas buenas, por más pequeñas que sean, aprovechar las oportunidades, construir algo mejor, eso es verdaderamente difícil.

Las oportunidades se dan para las personas que están dispuestas a perseguir sus sueños, a no darse por vencidos, a superarse día a día, a tomar lo mejor de la vida y aprovecharlo para poder ser mejores personas, mejores ciudadanos, y lograr cambios reales, de forma y fondo que beneficien a la comunidad, lograr el tan merecido y tan deseado bien común.

Creo que nuestro país merece jóvenes que tengan la voluntad realmente de hacer la diferencia, se dice que tenemos a nuestra nación en nuestros corazones, es cierto, pero también en nuestras manos. Octavio Paz, dice en su poema “El Cántaro Roto”: hay que dormir con los ojos abiertos, hay que soñar con las manos, soñemos sueños activos de río buscando su cauce, sueños de sol soñando sus mundos, hay que soñar en voz alta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios