17 de Noviembre de 2018

Opinión

¡Llegó la hora!

Las elecciones están a punto de suceder en más de 10 estados...

Compartir en Facebook ¡Llegó la hora!Compartir en Twiiter ¡Llegó la hora!

Las elecciones están a punto de suceder en más de 10 estados, así como en la capital del país. Hasta ahora y como se había previsto, las propuestas de los políticos de todas las entidades se han quedado en los lugares comunes, seguridad, transparencia, buen gobierno, rescate económico, etcétera, etcétera; es decir, más de lo mismo, incluso prometiendo lo que es responsabilidad del cargo al que aspiran,  algo que durante las últimas elecciones he escuchado y,  como consecuencia ha llevado a las sociedades a verse, posterior a los comicios, gobernados por servidores públicos sin capacidad, corruptos, y con intereses y beneficios para sus grupos.

La  opinión pública lo ha señalado desde hace décadas, México es un país de servidores públicos y políticos corruptos, desde el que desempeña el cargo más pequeño, hasta el más alto, en esta llamada “Casta”. Son variados los ejemplos de ello, tráfico de influencias, contrabando, conflicto de intereses, soborno, peculado, uso privado de bienes públicos, solo por mencionar algunos. 

Detrás de todos ellos, hay nombres y apellidos, todos vinculados desde hace décadas a quienes ostentan el poder que les concede la ley, a través de las contiendas electorales, que son obra de la partidocracia de este país, si esos mismos apellidos que aparecen y vuelven a aparecer en las boletas electorales desde hace décadas, los mismos que solo buscan perdurar en el poder y beneficiarse de él. Casos hay muchos y no es necesario mencionarlos, usted lector sabe quiénes son, desde el sur, hasta el norte del país, es una constante.

Mientras a la sociedad en general, le cuesta mucho esfuerzo obtener recursos, lidiar con crisis económicas, que comprometen su patrimonio, a los integrantes del sistema político les basta levantar un brazo, estar presentes en algún recinto legislativo, en la gubernatura de un estado, o en la presidencia de un partido, dirigiendo generalmente mal, el destino de millones de personas.

Es por ello que se debe destacar la palabra libertad antes de que usted tome una decisión en esta elección. Para este momento, usted tuvo la libertad de reflexionar su voto, ha tenido un buen tiempo para hacerlo, analizando diferentes variables que le hagan tomar una decisión, la que  usted considere lo mejor para su familia, sociedad y el lugar donde vive. Pero recuerde que a la casta política, en mi opinión, le interesa todo el poder que puedan concentrar, y dejará las migajas para la gente, o ¿de verdad cree que el candidato ganador pondrá en primer lugar a sus votantes, antes que a los compromisos que ya adquirió con grupos de poder? 

Ante esto les recomiendo acercarse a lo que escribió un gran pensador, José Saramago,  refiriéndose a este tipo de sistemas y sociedad,  “creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven”. Así una realidad que nos aplasta en un sistema político que no se auto observa y examina, y que por ello está condenado a no evolucionar.

Vaya a votar y asuma la responsabilidad de los resultados,  ya que usted contribuye a ello.

¡Qué la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios