20 de Noviembre de 2018

Opinión

La misma historia

Hay muchas cosas qué comentar sobre el 'encuentro' entre FUTV y Uber, una de ellas es la nula autoridad de la Dirección de Transporte, cuyo titular parece no existir.

Compartir en Facebook La misma historiaCompartir en Twiiter La misma historia

Como diría mi abuelita: ¿Pues ahora qué traen? Resulta que los del FUTV se pusieron agresivos contra los de Uber, en un intento de defender su trabajo. Aquí hay muchas cosas que podríamos comentar. La primera y más importante es la nula autoridad de la Dirección de Transporte, cuyo titular parece no existir. El otro día veía una entrevista banquetera que decía que Uber es una aplicación tecnológica y que no tenía mayor información, pero que se iba a aplicar la Ley. O sea, cuando el director no tiene idea de qué es y cómo funciona, no tenemos mucho que esperar. 

La segunda es que, como la autoridad no tiene idea de a qué se está enfrentando, se queda con sus cuates que conoce de toda la vida, o sea el FUTV, y los solapa. Por eso andan recordándole la mamá a los choferes de Uber, rompiendo vidrios y golpeando coches frente a la policía, federal y estatal, y ninguna hace nada. Y hago énfasis en que estaban presenciando todo ambas policías, para que luego no se echen la bolita y digan que no estaban dentro de su jurisdicción. 

La tercera es la pasividad del gobierno en general en este tema de Uber. Cuando anunciaron su entrada a Mérida, se dijo que no se les iba a dar la concesión para transportar pasaje, lo cual evidentemente no fue un impedimento, porque entraron con bombo y platillo; como decimos en mi tierra: pasándose la regulación por el… bueno, mejor usted imagíneselo. Y ahí andan desde entonces, ya llevan varios meses operando sin incidentes, sin regulación y sin quejas de usuarios. Pareciera que los únicos que no los quieren son los de su competencia, porque el gobierno tampoco parece muy interesado en meterse a regularlos, es un pleito que no se van a aventar. 

Y la cuarta es la percepción que está generando todo esto entre la población. Es la historia perfecta. En el papel de la víctima: el pueblo; como los villanos: el FUTV; los héroes: Uber. El pueblo vivía preso del mal servicio y tarifas elevadas del Frente hasta que el servicio reconocido a nivel mundial, no sólo por sus tarifas justas, sino por su responsabilidad social y promociones, llegó para salvarnos de los villanos. Tremenda historia que se construyó sola. Así, a los usuarios realmente no nos importa que Uber esté operando en la ilegalidad, porque es buen servicio y pagamos mucho menos, hasta el 50% en tramos largos. No hacen escándalo y se dedican a trabajar. Con decirle que ya algunos negocios se han solidarizado con la causa y regalan cosas si llegas en Uber, o la marcha a la que se está convocando para pedir por la paz. 

Desgraciadamente esto está lejos de terminar porque falta disposición de todas las partes: El gobierno de involucrarse, el FUTV de aceptar la competencia y Uber de regularizarse. Y el pueblo seguirá siendo la víctima de la historia. Nada cambia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios