16 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

La voz (1ª de 2 partes)

Como músico casi siempre prefiero escuchar temas instrumentales y muy poco escucho a cantantes.

Compartir en Facebook La voz (1ª de 2 partes)Compartir en Twiiter La voz (1ª de 2 partes)

Como músico casi siempre prefiero escuchar temas instrumentales y muy poco escucho a cantantes. Me parece que estamos viviendo una época en la que las voces que valen la pena son muy pocas y hasta podría decir sin temor a equivocarme que están en peligro de extinción. Y que digo de acompañar cantantes… una verdadera labor titánica y no me dejaran mentir mis colegas. Son los que menos conocimientos reales de música tienen, los que quieren cobrar más, los que se sienten la última coca fría del estadio y un sinnúmero de cualidades más, pero la gente los pide y hasta creo que los necesita. Después de haber crecido con cantantes de verdad tanto en casa como los que conocí desde niño gracias a mi abuela y mi madre, que me volví más que exigente. Existen cantantes de mucha escuela como los tenores clásicos y los que estudiaron pero se dedicaron a cantar música popular o vernácula como Jorge Negrete y mi preferido Alberto Ángel “El Cuervo” (les recomiendo un tema que grabo de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” Todo lo Tengo Contigo), y también tenemos a ,os que no estudiaron pero que de manera nata lo hacían perfecto y un ejemplo es Pedro Infante que interpretaba todo de una manera increíble (mis favoritas las canciones de Consuelo Velázquez). No puedo descartar al lujo de México, Marco Antonio Muñiz. En México llegaron muchos cantantes extranjeros que se les abrieron las puertas del mundo gracias al público mexicano, me refiero a Lucho Gatica, Daniel Riolobos, Olga Guillot o las chilenas Sonia La Única y mi preferida y consentida Monna Bell, con quien tuve el gran honor de ser su pianista por varios años en su regreso al ambiente artístico a los finales de los 80’s y principio de los 90’s. Y que decir de la extraordinaria voz de Celio González cantando “Total” con la Sonora Matancera, éxito que repetiría Vicky Carr en los 80’s. Nuestra Querida María Medina (quien también toca la guitarra como nadie). Obvio de las voces norteamericanas mis dos favoritos: Fran Sinatra y Sammy Davis Jr. Después llegaron a mi corazón Lisset y Eugenia León. Prometo continuar con esto la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios