14 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Las redes, @lopezobrador_ y @realdonaldtrump

Dijo una realidad sensata, válida para quienes le apoyaron y los que no.

Compartir en Facebook Las redes, @lopezobrador_ y @realdonaldtrumpCompartir en Twiiter Las redes, @lopezobrador_ y @realdonaldtrump

Cuando @lopezobrador_ agradeció en su discurso a las redes sociales, no fue un invento del momento ni caravana con sombrero ajeno. Dijo una realidad sensata, válida para quienes le apoyaron y los que no.

Si algo nos dejó muy en claro la contienda electoral de este año, es que ahora sí las redes sociales jugaron un factor decisivo en la elección mexicana, hecho que muchos de los veteranos de estas lides web casi dábamos por perdido.

De cajón debemos reconocer un hecho importantísimo en esta elección: la gente salió a votar. Al parecer, los mexicanos captamos que no sólo de “likes” en Facebook vive la democracia, y como pocas veces, la gente demostró su deseo de salir a votar, de expresar su decisión más allá de las pantallas del teléfono inteligente. 

Por sí mismo, este hecho dio al traste con la #fakenews que circuló poco antes del 1 de julio: que el crayón del INE se borraba, y por tal, el fraude electoral estaba en puerta. La participación demostró que esa y muchas otras notitas compartidas en las redes sociales no fueron más que mentiras destinadas a desalentar la elección, y que gracias a lo que sea, fallaron.

Otra lección que nos deja la larguísima precampaña, intercampaña, campaña, postcampaña…, y que tanto @lopezobrador_ como sus seguidores tendrán que entender es que, si bien es cierto que la parte más virulenta de la historia parecer que terminó, no se puede volver a encerrar al tigre: las críticas, mentadas, alusiones y memes llegaron para quedarse. 

Aunque no le guste a @tatclouthier, los señalamientos en contra del virtual presidente electo no desaparecerán con el final de las campañas, al contrario, serán más severas y “subirán dos rayitas” a lo que estábamos acostumbrados, por la misma razón que @epn las tuvo que aguantar: porque ganó la elección, y sus decisiones, aún antes del 1 de diciembre, ya no son sólo ocurrencias del eternos candidato, sino del próximo presidente.

El triunfo de El Peje el 1 de julio, la verdad es que no causó ninguna sorpresa, sin embargo, lo que sí podría parecer extraño es relacionarlo con @realdonaldtrump. ¿En qué podrían parecerse? En que ambos emplearon las redes sociales para difundir sus –vamos a llamárseles así- propuestas, más allá de los medios tradicionales. Tanto el mexicano como el gringo se valieron de sus seguidores para hacer ruido en la web, para linchar a los adversarios, y ensalzar a las élites de su corte. Sin decir demasiado, AMLO nutrió a Twitter y Facebook con notas, #fakenews, sueños e ilusiones suficientes para mantener cautiva la atención de los usuarios, sabiendo que lo único importante era ser trending topic, y ambos lo lograron su objetivo: imponerse al status quo.

 

Falta ver cuánto dura el encanto, porque los usuarios de redes sociales nunca olvidan. Los tweets son como bumerangs: siempre estarán en el timeline, perdidos en el pasado hasta que alguien decide que es momento de sacarlos a la luz, para evidenciar las falsedades del presente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios