15 de Diciembre de 2018

Opinión

Para servir o para hacer vil a usted

La política deriva en sus inicios de las polis o ciudades griegas, donde se ejercía la incipiente democracia.

Compartir en Facebook Para servir o para hacer vil a ustedCompartir en Twiiter Para servir o para hacer vil a usted

Iniciamos hoy esta columna en la que hablaremos siempre de política,  palabra difícil, vilipendiada, escabrosa, pero que deriva en sus inicios de las polis o ciudades griegas, donde se ejercía la incipiente democracia. 

Que a lo largo de la historia de la humanidad ha sido motor de grandes metas y hazañas, de nobles objetivos, pero también de inconfesables excesos. 

Política: tema y actividad que ha encumbrado a muchos personajes, en todos los aspectos, pero también que ha significado para otros convertirse en un mal recuerdo en la memoria popular. 

¿Ejemplos negativos y positivos? Demasiados quizá. Desde  el caballo Incitatus, nombrado cónsul por el emperador Calígula en la antigua Roma hasta el famoso “Juanito”, con todo y traje y banda en el cabello, de las huestes del Peje López Obrador. Hitler en Alemania, Pinochet en Chile,  Idi Amin en Uganda, Bush en Estados Unidos, entre otros  que aparecen en un  portal de internet como “los gobernantes más perversos en la historia”. 

¿Del otro lado de la mesa? Washington y Lincoln en Estados Unidos, Lázaro Cárdenas en México, Helmut Schmidt en Alemania y Valéry Giscard d´Estaing en Francia. 

Es más difícil hallar casos que hayan trascendido y reúnan las calificaciones necesarias para pasar a la Historia por sus ejemplares méritos políticos. 

¿En nuestros lares? Andrés Quintana Roo, Felipe Carrillo Puerto, Manuel Cepeda Peraza, Héctor Victoria Aguilar. 

De los últimos tiempos mejor no hablamos para no herir susceptibilidades. 

¿Han servido a los demás o se han servido a sí mismos? Este es el punto fino que titula la columna. Consideramos que la mejor opinión la tiene usted, estimado lector de Milenio Novedades.  

Como decíamos al principio, este es un tema polémico y lo abordaremos en el ámbito nacional y local con objetividad y sentido crítico, sin pretender descubrir el hilo negro o el agua tibia. Quedan invitados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios